Más de Tarragona

La ‘app’ de movilidad de Renfe agrupará en un solo billete AVE, bus y patinetes

Tarragona forma parte de las once ciudades en las que se desplegará la plataforma RaaS, que está previsto que entre en funcionamiento durante el primer semestre del año que viene

NÚRIA RIU

Whatsapp
Los usuarios comprarán un único billete para sus desplazamientos. FOTO: PERE FERRÉ

Los usuarios comprarán un único billete para sus desplazamientos. FOTO: PERE FERRÉ

Renfe quiere dejar de ser un operador ferroviario para pasar a ser una empresa integral de movilidad. La compañía persigue ampliar sus servicios más allá de las vías del tren y esto pasa por el lanzamiento de la plataforma RaaS –que corresponde a las siglas de Renfe as a Service–, el producto estrella de la compañía en cuanto a la digitalización, que suma todas las modalidades de transporte, de forma que sus usuarios podrán diseñar sus desplazamientos puerta a puerta.

Desde los servicios AVE, hasta los autobuses, taxis y vehículos de movilidad personal estarán incluidos en la nueva plataforma, que agrupará en un único billete, y por tanto en un solo pago, la totalidad del trayecto. «La idea es que no sea una plataforma de Renfe, sino que sea intermodal y que llegue desde el servicio ferroviario al transporte metropolitano y los servicios urbanos», apuntaba el director general de Estrategia e Innovación de la compañía, Manel Villalante.

A finales de julio, el consejo de administración de Renfe Operadora aprobó la adjudicación del servicio para el desarrollo de este producto a las empresas Everis y Siemens. La inversión realizada supera los 38 millones de euros, de los cuales 19 están sujetos a un conjunto de variables «según los resultados que se obtengan». Su implantación será por fases, en cuanto a los servicios y a la cobertura territorial. Y, de hecho, Tarragona forma parte del primer paquete de ciudades en los cuales está previsto el arranque. Este se sitúa en Semana Santa del año que viene, cuando la plataforma entrará en funcionamiento «en un mínimo de siete ciudades y un máximo de once», que serán las primeras en poder probarla. En el grupo entre la número siete y la once se encuentra Tarragona. «Si no es en abril, será en mayo, pero a inicio de verano Tarragona formará parte de esta red», añadía Villalante.

Más allá del desarrollo tecnológico de la nueva herramienta, en los próximos meses deberán alcanzarse acuerdos con cada uno de los operadores de transporte de las diferentes ciudades y demarcaciones, para poder integrar los distintos servicios en la aplicación. El objetivo es que a lo largo de la segunda fase, prevista para finales de 2023, se incorporen otras 16 localidades, mientras que en los últimos dos años del contrato la plataforma incorporará nuevos servicios y nuevas funcionalidades. «La idea es que sea una herramienta dinámica, que irá creciendo», añade Villalante. Opciones como reservar un apartamento, una habitación de hotel o una mesa en un restaurante son algunas de las funcionalidades que se le quiere dar. «El objetivo no es competir con otras plataformas que ofrecen servicios turísticos, sino dar un servicio complementario de cara a los viajeros», explica el operador. Asimismo, se contempla llegar a acuerdos con plataformas de otros países, de forma que sus usuarios tengan acceso a todos los modos de transporte de la ciudad que visiten y puedan pagar a través de la aplicación de Renfe. «La idea es que si vas a Nueva York también puedas utilizarla, y viceversa», decía Manel Villalante.

Tiempo, coste e impacto

Los usuarios podrán escoger las diferentes alternativas de viaje en base al tiempo, la más económica o según la huella de carbono. Asimismo, ofrecerá la opción de elegir entre el servicio AVE convencional o los trenes low cost, ya sea del operador Renfe o de la competencia. «No es una plataforma de Renfe, si hay un servicio que se ajusta mejor, el usuario tendrá la opción de elegir», afirmaba Villalante. Sin embargo, la plataforma permitirá ir más allá. Así, si una persona compra los billetes que suponen la combinación de varias modalidades de transporte y surge algún problema en forma de cancelación o de demora, la propia plataforma se encargará de hacer los cambios para la reubicación.

Finalmente, se contempla la posibilidad de que en la última fase la propia plataforma sea capaz de entender las pautas de movilidad del usuario, para ofrecerle servicios con descuentos. Con todo, Villalante defiende que «estamos hablando de un producto muy innovador, que no existe».

La empresa asegura que esta apuesta responde a la voluntad de adaptarse a «los nuevos paradigmas de movilidad del siglo XXI». «El mundo ha cambiado y la gente ya no compra una modalidad de transporte, sino que compra cómo ir de un punto a otro», añade Villalante. Renfe prevé que esta nueva herramienta permitirá atraer al tren a un mínimo de 650.000 nuevos clientes que generarán 1,8 millones de nuevos viajeros en cinco años, lo que representa un incremento de entre un 3% y un 4% en las ventas de billetes de trenes de los principales corredores.

Temas

Comentarios

Lea También