La calle Canyelles será un paseo

El coste de la remodelación será de 500.000 euros y se prevé que las obras duren cuatro meses

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen virtual de la calle Canyelles, una vez remodelada. Foto: Cedida

Imagen virtual de la calle Canyelles, una vez remodelada. Foto: Cedida

El Ayuntamiento de Tarragona prevé transformar de arriba abajo la calle Canyelles, una remodelación que será el primer gran paso de la Illa Corsini. La La conselleria de Territori i Sostenibilitat ha ideado una remodelación integral de esta histórica calle donde el protagonismo lo tendrán los peatones en detrimento de los vehículos. El proyecto ya está redactado y ahora se gestionará la contratación. En la redacción del proyecto han participado los servicios técnicos de Territori, Comerç, Brigada Municipal, Parcs i Jardins y Mobilitat. Se prevé que las obras duren 4 meses. "Tarragona necesita dar más protagonismo a las personas y por eso generamos espacios peatonales, es una apuesta de ciudad. Las calles y plazas son para vivirlas y no sólo para transitar por las, pero para que esto ocurra debemos reconvertir en auténticos espacios de encuentro. Queremos que el centro de la ciudad lata", ha exlicado el concejal de Territori, Xavier Puig.

En este sentido, de pavimentará toda la calle con el mismo que hay en la plaza Corsini, se colocarán bancos y el verde ganará protagonismo. Los parterres actuales se transformarán en grandes jardineras altas, que actuarán como lugares para sentarse para evitar las continuas pisadas. Una parte importante del arbolado se sustituirá por arbustivas y plantas de flor, de baja demanda hídrica. El arbolado actual sufre problemas y se encuentra a muy poca distancia de las fachadas y hay que resolverlo. También se instalará un sistema de riego nuevo y telegestionado para garantizar un consumo eficiente.

Según apunta el concejal de territorio: "Canyelles será el contraste que Corsini necesita, porque convertiremos la calle en una plaza amable y accesible, con puntos de verde y sombra y muchos bancos para que la gente no sólo transite, sino que también haga convivencia".

Otra de las novedades será la reconfiguración circulatoria de la calle, que será íntegramente para peatones, exceptuando vehículos de emergencias. En la actualidad es una de las entradas al parking de la plaza Corsini. Cuando la calle esté remodelada, la entrada será únicamente desde la calle Governador González y la salida será por la calle Lleida, a través del parking. Para hacer esto posible se invertirá el sentido de circulación de la calle Fortuny, que pasará a ser de bajada. Asimismo, los contenedores y la zona de carga y descarga -actualmente situados en la calle Canyelles- pasarán a la Rambla Nova.

El coste de la remodelación de la calle Canyelles será de 500.000 euros, inversión que se incluyen en el presupuesto municipal del año próximo. Puig se reunió la semana pasada con vecinos y comerciantes para darles a conocer el proyecto de transformación de la calle. "Les gustó muchísimo el proyecto, lo que nos ilusiona", remarca.

Temas

Comentarios

Lea También