Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Igualdad

La campaña Respecta’m contra el acoso sexual llegará a las empresas

El Ayuntamiento de Tarragona ha realizado un diagnóstico en una treintena de compañías públicas y privadas de la ciudad

Norian Muñoz

Whatsapp
Más de 800 trabajadoras habrían sido víctimas de acoso sexual en la ciudad el año pasado.  FOTO: Lluís Milián

Más de 800 trabajadoras habrían sido víctimas de acoso sexual en la ciudad el año pasado. FOTO: Lluís Milián

El abanico es amplísimo, desde el acoso descarado del jefe que busca favores sexuales hasta la encargada de recursos humanos que pregunta a la candidata a un puesto de trabajo si tiene planes de quedarse embarazada... Las conductas sexistas, así como las situaciones de acoso y discriminación contra las mujeres son una constante en muchos ambientes de trabajo.

Justo con la idea de hacer un diagnóstico de la situación en la ciudad, la Unidad Técnica de Políticas de Igualdad del Ayuntamiento de Tarragona realizó un diagnóstico en base a la experiencia de representantes de sindicatos y una treintena de empresas públicas y privadas.

El informe recuerda que según la Encuesta de violencia machista de Catalunya (Departament d’Interior de la Generalitat 2010), el 14,7% de las catalanas ha sufrido discriminación en el trabajo por el hecho de ser mujer, el 4% ha sufrido violencia psicológica y el 3,2% ha sido víctima de un episodio de acoso. Si las cifras se trasladan a la ciudad de Tarragona se estima que en el último año 3.804 trabajadoras fueron discriminadas, 1.024 sufrieron violencia psicológica y 819 fueron víctimas de acoso sexual.

Sin saber cómo actuar 

Durante las sesiones con las empresas surgieron numerosos testimonios de situaciones de discriminación y acoso, muchos de baja intensidad que los implicados/as no sabían identificar (las frases de los testimonios que acompañan el reportaje pueden dar una idea del tipo de situaciones que se encontraron).

Además quedó claro que, ante situaciones de discriminación o acoso, los participantes no tenían claro cómo actuar, y que, incluso, en algunos casos se tomaban medidas que perjudicaban las condiciones laborales de la persona afectada. También se encontraron situaciones en que los compañeros dudaban de la versión de la persona afectada, se banalizaba o justificaba el acoso, o los agresores se mantenían en su cargo sin consecuencias.

Durante las sesiones también se evidenciaron las resistencias en algunas empresas a aplicar acciones en favor de la igualdad y la falta de recursos económicos de las PYMES para invertir en estos asuntos.
Por contra, también quedó claro que hay empresas que ya han avanzado en la prevención del acoso y que incluso tienen protocolos específicos para actuar si se da algún caso.

La campaña que viene

A partir de este diagnóstico 20 representantes de empresas y sindicatos se han seguido reuniendo en un ‘grupo motor’ para poner en marcha una campaña a la que podrán adherirse todas las empresas de la ciudad y que, previsiblemente, estará en marcha después de verano.

La intención ahora es adaptar la campaña Respecta’m (inicialmente ideada para prevenir las conductas sexistas en el ocio nocturno y en las fiestas populares y que tuvo mucha repercusión) al ámbito laboral. Igual que en aquel momento, el Ayuntamiento vuelve a contar con la Consultoría Social Spora.

La campaña tendrá tres patas: la primera consistirá en cursos de formación para empleados. Estos trabajadores, a su vez, harán de formadores en sus propias empresas para que los empleados tengan claro cómo identificar las situaciones que implican discriminación o acoso (cuadro adjunto) y cómo actuar y dónde acudir si se encuentran ante una. Además, el ayuntamiento ofrecerá conocimientos y herramientas para aplicar medidas de prevención en cada caso. 

Finalmente, también se ofrecerá una campaña gráfica con carteles para colocar en las diferentes dependencias. 

Los testimonios

Estos san son algunas de las frases recogidas durante las sesiones:

«Si eres mujer, enseguida te preguntan: ¿Ah, eres la administrativa?»

«La coletilla ‘hola cariño’ a un hombre no se la dirían... Con las jefas también lo hacen»

«En lugares de responsabilidad si accede un hombre es porque es un buen profesional; si es una mujer es porque ‘ha tenido que hacer algo’ (favores sexuales)»

«A veces no son comentarios sino miradas, te hacen un repaso impresionante, te sientes incómoda»

«Roces en espacios justos, personas que se toman demasiadas confianzas...»

Cómo reconocer el acoso

Estos son ejemplos de situaciones constitutivas de acoso:
Acoso verbal
- Difundir rumores, preguntar o contar detalles de la vida sexual y las preferencias de una persona.
- Hacer comentarios o bromas sexuales obscenas.
- Comentarios groseros sobre el cuerpo o la apariencia física.
- Ofrecer o presionar para concretar citas comprometidas o para participar en actividades lúdicas no deseadas.
- Hacer demandas de favores sexuales.
Acoso no verbal  
- Miradas lascivas.
- Gestos obscenos.
- Mensajes con gráficos, viñetas, dibujos, fotos... de contenido sexual explícito.
Acoso físico
- Acercamiento físico excesivo.
- Arrinconar; buscar deliberadamente quedarse a solas con la persona de forma innecesaria.
- El contacto físico deliberado y no solicitado (pellizcar, tocar,  masajes no deseados).
- Tocar intencionadamente o ‘accidentalmente’ las partes sexuales del cuerpo.
Acoso por razón de género
Además del acoso sexual, la Ley de Igualdad reconoce al acoso por razón de género. He aquí algunos ejemplos:
- Ridiculizar y menospreciar las capacidades, habilidades
y potencial de las mujeres.
- Ignorar o no tomar en serio las aportaciones, comentarios o acciones de las mujeres.
- Asignar tareas de calificación inferior a su categoría profesional por razón del embarazo o la maternidad.
- Preguntar en una entrevista de trabajo si se planea tener hijos.

Temas

Comentarios

Lea También