Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La capilla mormona de Tarragona, lista para abrir

Edificio de grandes dimensiones. La resolución de dos trámites administrativos permitirá la apertura del centro para celebrar el culto y los encuentros de los feligreses

AGNÈS LLORENS

Whatsapp
El nuevo centro de la Iglesia de Jesucristo de los Últimos Días se ubica cerca del hospital Joan XXIII. FOTO: FABIAN ACIDRES

El nuevo centro de la Iglesia de Jesucristo de los Últimos Días se ubica cerca del hospital Joan XXIII. FOTO: FABIAN ACIDRES

Todo está a punto para la apertura del centro del nuevo centro religioso de la Iglesia de Jesucristo de los Últimos Días en Tarragona, una capilla de grandes dimensiones que en los próximos días abrirá puertas en el centro de la ciudad. Así lo confirma el obispo de la zona de Tarragona de la congregación religiosa, Carlos Gómez, que destaca que el pasado viernes se reunió con efectivos del Ayuntamiento de Tarragona y de Bombers, entidades que deben dar el permiso definitivo para confirmar la apertura del edificio.

«Esperamos que cuanto antes podamos hacer uso del nuevo edificio”, confirma Gómez, que destaca que, actualmente, los cerca de 170 seguidores de la de la Iglesia de Jesucristo de los Últimos Días en la ciudad se reúnen en la sede del calle Marquès de Montoliu para celebrar el culto de los domingos y que los miembros de la comunidad religiosa esperan que se confirme la apertura del nuevo edificio para poder celebrar los encuentros de la comunidad en la sede, ya acabada de construir, cercana al hospital Joan XXIII.

La nueva sede de los seguidores de «las enseñanzas de Jesucristo que se encuentran en el libro de Mormón y la Biblia» —como ellos mismos se definen— cuenta con dos plantas de aparcamiento, pista polideportiva exterior, un salón sacramental con capacidad para cerca de 300 personas y varias salas disponibles para realizar talleres de la orden religiosa, pero también abiertas a aquellas entidades sociales y culturales sin ánimo de lucro de la ciudad que las precisen. El solar donde se ubica el centro de culto dispone de una superficie construida cercana a los 4.000 metros cuadrados.

Toda la inversión de compra del terreno y de construcción corre a cuenta de la misma congregación. «Nos autogestionamos completamente», confirman los responsables de la Iglesia de Jesucristo de los Últimos Días, que recoge las enseñanzas de Jesucristo que se encuentran en el libro de Mormón y la Biblia. Los seguidores de esta confesión religiosa tienen estipulado el ‘diezmo’, o pago del 10% de los ingresos de cada miembro a la congregación.

Oportunidad de apertura

La apertura de esta construcción permitirá dar a conocer la comunidad al conjunto de la ciudad y de las comarcas de Tarragona, ya que la nueva construcción cuenta con varias salas destinadas a los talleres que la congregación celebra después del encuentro de los domingos, espacios que, en un futuro, la comunidad se plantea abrir a aquellas entidades que lo deseen tras la apertura de la nueva sede.

«Queremos que la ciudad nos conozca y queremos abrir estas salas a entidades que estén interesadas y que no quieran lucrarse», confirma Gómez. En un futuro medio, los responsables de la Iglesia de Jesucristo de los Últimos Días en Tarragona quieren organizar una jornada de puertas abiertas para dar a conocer las características del nuevo edificio al conjunto de la ciudad.

Temas

Comentarios

Lea También