Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La cárcel de Mas d’Enric, sin alarmas contraincendios

El incidente en la lavandería, el pasado 21 de noviembre, destapó el fallo de conexión con la centralita de la prisión y de la empresa de las alarmas. El Departament de Justícia de la Generalitat admite la carencia y afirma que se trabaja para solucionarlo

Jordi Cabré

Whatsapp
La cocina de Mas d'Enric elabora las comidas para todos los internos. Es una de las zonas sensibles. FOTO: Lluís Milián

La cocina de Mas d'Enric elabora las comidas para todos los internos. Es una de las zonas sensibles. FOTO: Lluís Milián

El centro penitenciario de Mas d’Enric (El Catllar), la cárcel más moderna y joven de Catalunya, no tiene alarmas contraincendios ni en la cocina, ni en la lavandería ni en la panificadora, zonas sensibles porque el riesgo de una llamarada es más probable que en otras dependencias penitenciarias.

Así lo ha denunciado el sindicato Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (ACAIP) tras un incidente registrado el pasado 21 de noviembre en la zona de la lavandería.

En aquella ocasión, la humareda que salió de una secadora fue apagada con extintores por los propios funcionarios, que se percataron del incidente por el olor y el humo. Los mismos trabajadores apagaron el incendio con extintores y la incidencia fue considerada menor por el propio Departament.

Incendio en la lavandería de la cárcel de Mas d'Enric

Una colilla podría ser el motivo por el cual la ropa que había en una secadora empezó a arder. Los funcionarios apagaron con extintores y ventilaron la instancia. Sin la rápida actuación, la incidencia podría haber terminado en un edificio en llamas

Tras lo ocurrido, el sindicato presentó una denuncia ante los Mossos d’Esquadra de Tarragona el pasado 3 de diciembre y envió un escrito a Inpección de Trabajo y Seguridad Social, en Barcelona, para reflejar lo ocurrido.

El objetivo del sindicato es remarcar que la falta de la conexión de las alarmas con el centro de control de la cárcel (y con la empresa que gestiona las alarmas) es un fallo muy grave y que podría terminar en una incidencia peor que el incendio en la secadora del pasado 21 de noviembre.

Desde el Departament de Justícia se admite que este fallo existe en Mas d’Enric y que se está trabajando para solucionarlo.

¿Cómo se explica que haya alarmas pero no funcionen?

La explicación que argumentan fuentes conocedoras del caso es que la empresa que construyó Mas d’Enric en El Catllar (COMSA) terminó su parte del contrato dejando que trabajos menores los asumiera el CIRE (Centro de Iniciativa para la Reinserción).

Este centro, con unas 50 personas entre internos y trabajadores, asumían la gestión de los departamentos para su explotación y cogían el compromiso de acabar la obra, que ha quedado reflejado que todavía sigue pendiente.

ACAIP, además de denunciar esta carencia grave del centro penitenciario, recuerda que hay conexiones de gas y de gasóleo para abastecer las cocinas y tener combustible para en caso de una caída del suministro eléctrico los grupos electrógenos mantengan la cárcel. Y esta red de suministro requiere medidas de seguridad y alarmas para evitar accidentes.

Temas

Comentarios

Lea También