Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La carretera Alcover-Valls, la tercera más peligrosa de Catalunya

Cada día circulan por ella 8.223 vehículos, muchos de ellos camiones de ruta hacia Lleida y Aragón

Àngel Juanpere

Whatsapp
Accidente mortal ocurrido el pasado 24 de octubre en la carretera C-37, en la rotonda de confluencia con la autovía  A-27. FOTO: Àngel Juanpere

Accidente mortal ocurrido el pasado 24 de octubre en la carretera C-37, en la rotonda de confluencia con la autovía A-27. FOTO: Àngel Juanpere

Los seis kilómetros y medio de la carretera C-37 que van desde Alcover hasta la rotonda de Valls que enlaza con la N-240 es el tramo más peligroso de la red viaria de la demarcación, pues el riesgo de sufrir allí un accidente grave o mortal se encuentra entre los más elevados de Catalunya. Se trata de una carretera convencional, de un solo carril por sentido, por la que cada día circulan una medida de 8.223 vehículos, muchos de ellos camiones. 

Así lo determina un informe de evaluación y riesgo de accidentalidad de las carreteras de Catalunya elaborado por el RACC. El estudio EuroRap apunta que el riesgo de sufrir un accidente en una carretera convencional es cuatro veces superior que el que se corre en una autopista o autovía. En dicho informe se indica que el tramo de la N-340 en la zona de L’Ametlla de Mar tiene una alta accidentalidad con camiones. Casi todos los tramos con riesgo «muy alto», «alto» o «medio» se encuentran en carreteras convencionales, con un solo carril por sentido. 

El estudio realiza una radiografía de la accidentalidad –con heridos graves o muertos– durante tres años (de 2015 a 2017). Analiza 6.362 kilómetros de carreteras catalanas (interurbanas y travesías), que representan el 53 por ciento del total de la red viaria catalana (12.075 kilómetros), por donde circula el 91 por ciento de la movilidad total en carretera en Catalunya. 

Dos tramos de la N-340 figuran entre los que tienen más accidentes de vehículos pesados

El análisis recoge los diez tramos con más riesgo de sufrir un accidente en Catalunya, según el periodo estudiado. A la cabeza se sitúa una carretera local de Barcelona, la BP-1417, conocida como la de la Arrabassada, que conecta la Ciudad Condal con Sant Cugat del Vallès. En tercer lugar –el único tramo de Tarragona que está en este ránking– está la carretera C-37, concretamente desde el kilómetro 0 –en Alcover– hasta el 6,6 –rotonda de la nueva carretera que va a parar a la N-240–.

Algunas de las carreteras analizadas

La intensidad
Este tramo de la C-37 –que no aparecía en el último estudio– soporta un paso diario de 8.223 vehículos. Muchos de ellos son camiones que, procedentes del puerto, cogen la A-27 y para evitar pasar por el Coll de Lilla, salen en este punto, cogen la C-37 hasta Alcover y siguen por la C-14, por La Riba. 

Los casi siete kilómetros de la C-37 son de un solo carril por sentido, con diferentes curvas bastante cerradas. En los tramos más rectos está permitido circular a 100 kilómetros por hora. En una recta, aunque cerca de un cruce con otra carreta, el Servei Català de Trànsit tiene un radar fijo. 

En el plazo de tres semanas, el año pasado, cuatro personas perdieron la vida en este tramo de la C-37 en dos accidentes de tráfico. En ambos se vieron implicados camiones. Ello hizo saltar las alarmas y más cuando tres meses después moría otro motorista. El primero de los graves accidentes se produjo el 24 de octubre en la rotonda que hay en la intersección con la autovía A-27. Un camión cargado de grano, procedente del puerto, se incorporaba a la C-37 cuando en sentido contrario circulaba un turismo. El vehículo pesado, a la salida de la curva, volcó encima del coche, cuyos dos ocupantes –vecinos de Alcover– fallecieron en el acto. 

Sube el nivel de riesgo
De las carreteras de la demarcación, un 22% tienen riesgo muy bajo, un 29 bajo, un 21 medio, y un 14 alto o muy alto. Estas dos últimas franjas han subido cuatro puntos.

El 14 de noviembre era un matrimonio de Pradell de la Teixeta quien moría en otro grave accidente. Una furgoneta invadió el carril contrario y chocó frontalmente con un camión, que intentó esquivar la colisión, sin conseguirlo.

En otra tabla
La C-37 también está en otra tabla, la que recoge tramos con más accidentes con vehículos pesados, también en el puesto tercero. No en vano, en la mitad de los accidentes graves se ven implicados camiones. 
En dicho listado están otras dos carreteras de la demarcación de Tarragona. En quinto lugar está la N-340, desde el final de la variante de Amposta hasta L’Ametlla    –cruce con la carretera TV-3025–. Se trata de 30 kilómetros con gran presencia de camiones y que en los últimos años han provocado gran número de accidentes, algunos de ellos mortales. Y es que en el 63 por ciento de los accidentes graves se ha visto implicado un vehículo pesado. 

Con el acuerdo alcanzado hace unos meses, actualmente los camiones tienen prohibido circular por este tramo de la N-340 y son desviados obligatoriamente por la autopista AP-7, una de las viejas reivindicaciones. Sin embargo, desde el territorio se reclamaba la gratuidad total y no sólo una bonificación para los camiones. 

Un caso parecido se da en el tramo norte de la N-340, entre el final de la variante de Tarragona, en La Móra, hasta el final de la de Torredembarra. Son ocho kilómetro y en este caso el porcentaje de camiones implicados en accidentes graves se sitúa en el 75 por ciento. 

En cambio, la demarcación de Tarragona no cuenta con ningún tramo con una alta siniestralidad con accidentes de moto y ciclomotor graves.

Con menos riesgo
En el lado contrario se sitúan los tramos con menos riesgo de sufrir un accidente. De los diez primeros, tres están en la demarcación de Tarragona. Uno es la autopista C-32, los veinte kilómetros que van desde El Vendrell –acceso a la AP-7– hasta Vilanova i la Geltrú. 

Después está la carretera TV-3146. Sale de la C-31b –que une Salou y Tarragona– y va hacia La Pineda a través del pantalán y sigue hacia Salou por la costa –Cap Salou–. Son 5,4 kilómetros. Y finalmente también se incluye la TP-2125, una carretera local de 8,6 kilómetros que comunica El Vendrell con Sant Jaume dels Domenys. Los tres tramos ya estaban en la edición anterior del estudio. 

Temas

Comentarios

Lea También