Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Entrevista a Josep Maria Prats. Portavoz de Units per Avançar (UpA) en el Ayuntamiento

«La coherencia personal va por delante de la idea de partido»

«Hubo violencia indiscriminada». Hoy se cumplen dos años del pacto de gobierno municipal entre PSC, PP y UpA, que decidió romper Prats después de las cargas policiales del 1 de octubre

Carla Pomerol

Whatsapp
Josep Maria Prats nació en Blancafort (Conca de Barberà) y es director de la Salle Reus. FOTO: Pere ferré

Josep Maria Prats nació en Blancafort (Conca de Barberà) y es director de la Salle Reus. FOTO: Pere ferré

¿Ha traspasado todos sus proyectos a la nueva concejal de Cultura Begoña Floria?

La conversación la han mantenido Floria y el responsable de gestión. Preparamos un dossier con todo lo que hicimos y con lo que creíamos conveniente seguir haciendo. 

¿La concejal le ha transmitido si continuará con sus proyectos?

La voluntad se ha visto reflejada explícitamente en los presupuestos. Había cuatro temas muy importantes para mí: el plan de bibliotecas, el Centre d’Art, el Modernismo del Metropol y el Camp de Mart. Ninguno de los cuatro tiene la partida presupuestaria que se merece.

¿Está orgulloso de su paso por el gobierno?

Estoy satisfecho de haber hecho el trabajo al que me comprometí. Trabajamos mucho y muy bien. Nuestro objetivo era dotar de infraestructuras a la ciudad para que los artistas locales pudieran visualizarse. 

¿Se recrimina alguna cosa?

Muchas. Yo vengo del mundo de la educación, pero reconozco que nos ha faltado explicar bien nuestro proyecto. Teníamos las cosas tan claras e íbamos tan directos que nos ha costado explicarlo.

¿A qué se refiere?

No explicamos que detrás del cierre del Camp de Mart y del Metropol había un gran proyecto.

¿Se arrepiente de haber roto el pacto de gobierno?

No.

¿Por qué lo hizo?

Por coherencia personal y política. Aún creo en la política de ideas. Amo a la ciudad, y la ciudad está formada por gente. Cuando vi que se ejercía la violencia a vecinos que pacíficamente expresaban una idea, no pude aguantarme.

Pero hace hoy justamente dos años, usted decía que era necesario dejar las ideas a un lado.

Sí, pero a la hora de la verdad te das cuenta de que es lo único que queda. 

¿Qué esperaba del alcalde el día 1 de octubre?

Del alcalde y de todo el mundo. Por encima de todo, teníamos que estar al lado de la gente que sufría la violencia de una manera indiscriminada, sin ningún límite ni prejuicio. Era nuestra responsabilidad.

Su partido pactó, apenas dos meses después, con el PSC para las elecciones del 21-D.

Para mí, la coherencia personal va por delante de la idea de partido. De hecho, soy el único que he dimitido. La noche del 1-O ya se lo comuniqué a Espadaler.

¿Tiene previsto continuar con su carrera política?

Ahora estoy trabajando para crear una alternativa, que no necesariamente tengo que liderar yo, para agrupar el voto moderado y centralista en Tarragona. 

¿Con Units per Avançar?

No lo sabemos. Tenemos claro el proyecto, y si es necesario renunciar al nombre, lo haremos.

Me tiene despistada.

Units per Avançar es un partido minoritario y nuestra tarea ahora es crear una plataforma de centro, que reúna catalanistas y moderados.

¿Se presentarán con otra formación?

O con otro proyecto nuevo que sea un paraguas para los que ahora están descolocados. No está decidido todavía. Estamos hablando con personas. Nuestra voluntad es mantenernos fuera de los independentistas y de los constitucionalistas. 

¿Volvería a pactar con el PSC y el PP?

Con el PP es muy difícil. Su radicalidad está a las antípodas de mi pensamiento. 

¿Y con los independentistas?

Depende del proyecto. Estas formaciones han cambiado mucho de idea en los últimos meses.

¿Usted quiere que Catalunya sea un estado independiente?

Yo quiero que Catalunya consiga su plenitud política y, si es con un pacto con el Estado, mejor. Mi proyecto es una Catalunya confederal. La independencia no es viable.

¿Votó el día 1 de octubre?

Esto no se lo diré. Es un acto muy íntimo. 

¿Está contento con la llegada de los Juegos?

Pensaba que podrían ser una oportunidad para la ciudad, ahora me conformo en que los Juegos no resten a Tarragona. A nivel personal, el deporte no me interesa. No he visto nunca un partido de fútbol. 

¿Qué aportarán?

Deberían aportar sentimiento de pertinencia.
 

Comentarios

Lea También