Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La concesión del súper del Mercat Central será para cincuenta años

Espimsa pide que la adjudicataria tenga experiencia, como mínimo, en cinco poblaciones de más de 50.000 habitantes
Whatsapp
Una imagen de esta semana del estado en el que se encuentran las obras de reforma del equipamiento comercial. Foto: Pere Ferré

Una imagen de esta semana del estado en el que se encuentran las obras de reforma del equipamiento comercial. Foto: Pere Ferré

La concesión del supermercado que se situará en la planta comercial del Mercat Central será para un periodo de cincuenta años. Así lo especifica el pliego de cláusulas que, en estos momentos, se encuentra en trámite de licitación y al que ayer tuvo acceso este periódico. La duración de este título habilitante es el máximo que permite la legislación vigente,y su objetivo es que la operadora que gane el concurso público «tenga el máximo tiempo posible para amortizar la inversión que llevará a cabo», según indicó ayer al Diari la presidenta de la empresa municipal que gestiona el equipamiento comercial, Patricia Antón (PSC).

Según las condiciones del concurso público, el valor de la concesión será de 7,6 millones de euros, ya que ésta implicará el permiso para realizar actividad en los 1.947 metros cuadrados del espacio dedicado a la venta, así como el uso de un almacén de otros 300 metros cuadrados. Para hacerse una idea de las dimensiones de este futuro súper, cabe destacar que la instalación de Mercadona de la Via Augusta tiene una superficie de unos 1.500 metros cuadrados.

La responsable del ejecutivo local remarcó también que el extenso permiso de cinco décadas se debe al hecho de que la voluntad municipal es que «todas las empresas que trabajen en el Mercat tengan el mismo tiempo de concesión», ya que el medio siglo será también el periodo con el que contarán los paradistas y las compañías adjudicatarias de la planta comercial.

Tarifa de 13.600 euros al mes

Aparte de los 7,6 millones de euros correspondientes a la adjudicación del contrato, el texto revela que la firma que opere en el equipamiento comercial público deberá pagar un canon mensual de 13.654 euros, una cantidad a la que se le sumarán otros 1.200 euros anuales en concepto de recogida de la basura.

Asimismo, la licitación de la mediana superficie remarca que las obras de adecuación del espacio irán a cargo de la firma adjudicataria, a la vez que una vez en actividad, la operadora deberá sufragar por su cuenta la contratación y los gastos relativos al consumo de la energía eléctrica, el agua y el resto de suministros, así como la limpieza del espacio.

‘Mailing’ a empresas

La dirección de Espimsa ha enviado, a lo largo de las últimas semanas, a 90 operadoras especializadas la información necesaria para que se presenten al concurso público, que en estos momentos se encuentra en fase de ejecución.

«De momento ya hemos recibido el interés de varias empresas», reconocía ayer la edil socialista, quien destacó que esta circunstancia podría hacer cambiar la fecha inicialmente prevista para abrir los sobres con las ofertas concursantes.

«Varias de estas compañías nos han pedido más tiempo para presentar sus propuestas. A lo largo de esta semana decidiremos si ampliamos el calendario previsto», remarcó ayer la presidenta de la firma dependiente del Ayuntamiento. En principio, en el pliego de cláusulas se especifica que este trámite debería llevarse a cabo el próximo 24 de marzo, si bien en última instancia podría retrasarse algunas semanas para fomentar la participación.

En el documento de exigencias técnicas cabe destacar que la administración municipal pide que la operadora ganadora tenga experiencia, como mínimo, en cinco localidades con una población superior a los 50.000 habitantes. «Queremos que la gestión la lleve una empresa reputada. No podemos arriesgar con un operador pequeño y que en poco tiempo el espacio pueda quedar vacío», remarcó ayer la política socialista, quien expuso que el deseo de Espimsa es el de «contar con garantías».

Abrirá a finales de año

Asimismo, por lo que se refiere al estado de las obras de remodelación del edificio –que ascienden a un presupuesto de 46 millones de euros–, el Ayuntamiento de Tarragona prevé que éstas finalicen antes de verano. El calendario con el que trabaja la administración municipal es que la obra civil del edificio situado entre las calles Colom, Governador González, Reding y la Plaça Corsini esté lista antes del próximo 30 de junio o, lo que es lo mismo, en un plazo máximo de cuatro meses.

Según los responsables de Espimsa, actualmente las actuaciones ya se han ejecutado «en general, en un 85%», mientras que los trabajos que se están realizando en el propio edificio ya se encuentran ejecutados en más de un 90%.

Por ello, la previsión de los técnicos municipales es que la obra en el edificio que fue inaugurado en 1915 finalice a lo largo de esta primavera y que, posteriormente, se lleve a cabo el traslado de los vendedores y la adecuación de las paradas. Esta circunstancia se llevará a cabo a lo largo del verano y se alargará por espacio de unos cuatro meses, por lo que la inauguración del remodelado equipamiento se llevará a cabo a finales de este año.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También