Más de Tarragona

La distancia de seguridad y las mascarillas marcan la Diada en Tarragona

El alcalde, Pau Ricomà, reivindica la "resistencia colectiva" ante la pandemia y dirimir las diferencias a las urnas

ACN

Whatsapp
Imagen del alcalde de Tarragona, Pau Ricomà, durante su discurso. ACN

Imagen del alcalde de Tarragona, Pau Ricomà, durante su discurso. ACN

Comitivas de las administraciones y entidades ordenadas de forma escalonada, protagonizadas por grupos reducidos de personas equipadas con mascarillas y sin público alrededor. La pandemia de la covid-19 ha cambiado la habitual imagen de la ofrenda floral de la Diada de l'Onze de Setembre en el monumento de Rafael Casanova en Tarragona.

Font: TAC 12

El alcalde de la ciudad, el republicano Pau Ricomà, ha empleado buena parte de su discurso a recordar que, históricamente, las celebraciones de la Diada se han podido vivir muy pocos años "con absoluta normalidad". Ricomà ha recordado a los presos y exiliados independentistas para reclamar, en un contexto de "resistencia colectiva" ante la crisis del coronavirus, que las diferencias políticas se diriman "solo a las urnas".

La ofrenda floral al lado del mar, cerca del Fortí de la Reina, ha sido este 2020 pensada y organizada en los parámetros que imponen las medidas de seguridad contra la pandemia. Casi de forma sincronizada, y después del parlamento de Ricomà, han pasado de forma sucesiva representantes de diferentes administraciones y entidades de la ciudad y el territorio. Cómo es habitual, la comitiva del Ayuntamiento ha encabezado el desfile. Les han seguido entidades económicas, sindicales, partidos políticos, entidades culturales y, finalmente, las deportivas. Ofrendas en grupos de dos personas y, ocasionalmente, tres o cuatro, como máximo.

De forma anecdótica, la rigidez en el cumplimiento de los horarios previstos, así como también un ligero adelanto que se ha llegado a acumular, ha jugado en contra de los representantes de algunas entidades, que no se encontraban en el lugar de salida justo en el momento que eran llamados por el sistema de megafonía. Una situación que se ha resuelto con una pequeña parada en el ecuador del acto así como también con la actuación de la Banda Municipal de Tarragona, que ha interpretado la Santa Espina y el Cant dels Segadors.

Imagen de la Banda Municipal de Tarragona. ACN

En su discurso, el alcalde de Tarragona ha reconocido la excepcionalidad de las condiciones en las cuales se celebra este año la Diada, en plena pandemia de la covid-19. "Pero han sido pocos los años que hemos podido conmemorar el Onze de Setembre con normalidad", ha apuntado, después de recordar que, históricamente, las celebraciones han sido prohibidas o reprimidas. No solo por las condiciones sanitarias. "Este año, por tercero sucesivo, la viviremos con presos y exiliados políticos a los cuales se les niegan los beneficios penitenciarios legalmente previstos", ha apuntado.

Dentro del contexto de "resistencia colectiva" ha reivindicado "la canalización de las discrepancias, el derecho de opinar diferente, que solo a las urnas se puedan dirimir las diferencias de criterio y que el ejercicio libre y democrático de cualquier opción política que busque el bien legítimo y común de la sociedad sea respetado".

Imagen de la ofrenda floral que se ha depositado en el monumento de Rafael Casanova en Tarragona. ACN

Al mismo tiempo, Ricomà ha alabado la diversidad de la sociedad más allá de orígenes, lenguas y creencias. En este sentido, ha apelado a la necesidad de que esta sociedad se manifieste de forma "unida, resistente y solidaria, madura y responsable, capaz de dar la mano al otro" ante los retos que abren una "época difícil", con muchas personas que, no solo sufren la enfermedad, sino que ahora mismo no tienen "perspectivas laborales" o no ven "un horizonte de esperanza".

"Conmemoramos este Onze de Setembre como un ejercicio de persistencia colectiva y reivindicación de los mejores atributos de nuestra sociedad. Empezando por el compromiso de hacer mejor nación, Catalunya, que cada día construimos entre todos, hablemos la lengua que hablemos, hayamos venido de donde hayamos venido y tengamos las creencias que tengamos", ha cerrado el alcalde.

Temas

Comentarios

Lea También