Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La estación de Tarragona ya no es tercermundista

Una inversión millonaria permite nivelar los andenes con las puertas de los vagones y activar ascensores para acceder a las vías

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen del andén central reformado de la estación de trenes de Tarragona.  Foto: Pere Ferré

Imagen del andén central reformado de la estación de trenes de Tarragona. Foto: Pere Ferré

La estación de Tarragona está a la altura de la cantidad de pasajeros que suben y bajan a diario. ADIF (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) ha finalizado las obras de mejora de accesibilidad, con una inversión de 3,16 millones de euros.

Las actuaciones más destacadas han consistido en incrementar los andenes hasta una altura de 68 centímetros respeto las vías para facilitar el acceso a todos los vagones que se paran a la estación.

Escaleras mecánicas de la estación.

Además, se ha ampliado el segundo andén hasta los 7,8 metros de anchura media -más del doble que antes- y hasta los 370 metros de longitud -52 metros más-.

En cada una de los dos andenes de la estación se ha instalado un ascensor y dos escaleras mecánicas, además de un nuevo pavimento con franja de seguridad y baldosas especiales para orientar las personas con discapacidad visual.

También se ha colocado un nuevo sistema de iluminación que incorpora criterios de eficiencia energética y se ha ejecutado una nueva marquesina de 80 metros de longitud en el segundo andén.

Por otro lado, se ha rehabilitado el paso inferior, se han llevado a cabo trabajos de adecuación y dotación de instalaciones técnicas de saneamiento o energía, y se han instalado nuevos pasos de caucho antideslizante al final de los andenes. 

Según ha informado ADIF, los trabajos han permitido mejorar la accesibilidad por el interior de la estación, que durante el año pasado fue utilizada por más de 1,7 millones de usuarios, a la vez que se han incrementado los estándares de seguridad y confort. La actuación ha contado con cofinanciación europea. 

La compañía ha subrayado que la reforma supone “un paso más en el cumplimiento de los compromisos del Ministerio de Fomento con el Plan de inversiones que está impulsando el gobierno español a la red ferroviaria de Catalunya para modernizar las infraestructuras, con el objetivo de prestar un servicio con mayores índices de calidad, eficacia y eficiencia”.

Temas

Comentarios

Lea También