Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Reunió a 340 personas de todo el territorio

La estela del Sopar de les Estrelles, más larga cada año

La séptima edición de la cena solidaria de la Lliga Contra el Càncer de Tarragona contó, por primera vez, con cinco Estrellas Michelin: Fran López, Geroni Castell, Vicent Guimerà, Diego Campos y Joan Bosch.
Whatsapp
La estela del Sopar de les Estrelles, más larga cada año

La estela del Sopar de les Estrelles, más larga cada año LLUIS MILIAN

La estela del Sopar de les Estrelles, más larga cada año

La estela del Sopar de les Estrelles, más larga cada año LLUIS MILIAN

La estela del Sopar de les Estrelles, más larga cada año

La estela del Sopar de les Estrelles, más larga cada año LLUIS MILIAN

«Cuando me lo propusieron, no pude dejar pasar la oportunidad». Así relataba el chef Fran López, del restaurante Villa Retiro, el último tarraconense en recibir una estrella Michelín, el momento en que entró a formar parte del equipo de restauradores que nutren, literalmente, el Sopar de les Estrelles de la Lliga contra el Càncer de Tarragona. «No dudé en colaborar haciendo lo que me apasiona y compartir la experiencia con grandes compañeros del sector», añadía mientras 50 voluntarios de la Associació Pax Mundo iban y venían con los entrantes recién emplatados. El de Xerta (Baix Ebre) era el nuevo. Se sumó anoche a los otros 4 chefs de nuestra demarcación distinguidos por la prestigiosa guía: Joan Bosch, de Can Bosch; Diego Campos, de Rincón de Diego; Jeroni Castell, de Les Moles, y Vicent Guimerà, de l’Antic Molí.

Pero no estuvieron solos. Compartieron fogones con los restauradores Marco Borromeo, del restaurante Chambao; Àngel Jiménez, del Complex Educatiu Tarragona; Mohamed Quauch, de Sol de Mar; Gabri Olivier, de Geladeria Olivier, y Gilbert Garcia, pastelero de La Boella. Todos ellos también repetidores, han consolidado la cena a lo largo de las anteriores ediciones. Juntos elaboraron un amplio menú degustación compuesto por dos aperitivos de pie, que dieron paso, en mesa, a 8 entrantes, un principal, prepostre, postre y café. Un completo viaje por el paladar de la mano de las 5 estrellas, no apto para quienes les gusta irse ligeritos a dormir.

Por eso la organización celebró  la tradicional rifa, un año más, al final. Momento de la digestión y las anécdotas. Pero esta vez, el juego llegó con mucha emotividad. Tomàs Santís, la persona responsable de la rifa, que siempre había conseguido que el sorteo fuera un éxito en cuanto a regalos y participación, ya no estaba. La junta quiso rendirle un homenaje y destacar su labor y esfuerzo a lo largo de las ediciones pasadas, pues el día que ha faltado, la cena también lo ha notado.

Así lo expusieron el presidente de la entidad, el doctor Joan Borràs, y la presidenta de la delegación de la Lliga contra el Càncer en Tarragona, Lídia Pascual, a los 340 invitados e invitadas de este año. Algunos menos respecto a los 420 de la pasada cena, pero la complicada situación política que se vive actualmente ha mermado el nivel de participación. De hecho, el tema no pasó por alto entre los presentes, como viene siendo habitual en el actual día a día. 

También hubo menos representación política durante la velada de anoche. Aunque no faltaron miembros de los consistorios municipales de Tarragona (por parte del concejal Josep Acero), de Reus, y de otras localidades vecinas. Por supuesto, no se puede olvidar a algunos asistentes asiduos a la cita. Entre ellos destacaron siete miembros de la Entidad de Base Asociativa d’Alcover, y de las dos mesas que llenó la Cofradia de Pescadors de Tarragona.

Jeroni Castell fue el encargado de cerrar la noche. El chef ebrense, que este año celebra los 25 años de Les Moles, agradeció la participación de todos los comensales. Entre todos consiguieron recolectar unos 14.200 euros brutos. No pasó por alto a los proveedores, que facilitaron parte de los recursos de la cena. Makro, por ejemplo, ha regalado la mayoría de la materia prima, aunque no ha sido el único. Las firmas Vall Formosa, Rosita, Ematsa y Cellers Cap de Ruc, nuevamente, pusieron su granito de arena. Asimismo, también se debe tener en cuenta a todos los colaboradores y voluntarios que volvieron a hacer posible que el Sopar de les Estrelles fuera un éxito. Desde los recién llegados, como Fran López, como los que se han ido, como Santís.

Temas

Comentarios

Lea También