¿La extraña muerte en la calle Santa Joaquima de Vedruna?

Un hombre de movilidad reducida falleció este martes por la mañana en el portal de su casa. 20 minutos antes había llamado su cuidador al 061 por un problema aparentemente leve

Jordi Cabré

Whatsapp
Un coche de Mossos corta la calle y al fondo el cadáver y el coche de la funeraria. FOTO: DT

Un coche de Mossos corta la calle y al fondo el cadáver y el coche de la funeraria. FOTO: DT

Un vecino de Tarragona falleció el martes poco después de las 7 de la mañana en su portal de la calle Santa Joaquima de Vedruna, de Tarragona. La muerte fue natural, es decir sin signos de violencia, por lo que Mossos d'Esquadra levantó acta de lo ocurrido (diligencias informativas) pero no abrió una investigación. A la víctima se le practicará la autopsia, ya que el fallecimiento extrañó a los médicos y sanitarios que actuaron. 

La llamada entró en el 061 a las 6.53 horas. Un cuidador, que velaba por el vecino que después fallecería, llamó para informar que la persona se encontraba mal. Había devuelto la comida, per ono presentaba ni cuadro febril ni otros indicadores que pueden precisar qué le ocurría. El enfermo es una persona dependiente, no puede valerse por sí misma.

El médico que lo atendió del 061 activó a un médico de cabecera, un facultativo ligado a un CAP que tiene cobertura en esa zona. El médico llamó poco antes de las 7.15 horas y habló con el cuidador y con la víctima. Las respuestas a sus preguntas fueron las mismas: había devuelto la comida, no había fiebre y no presentaba otras dolencias.

El médico del CAP decidio, tras terminar la llamada, pedir una ambulancia del SEM, una básica para un traslado del paciente a un hospital para una revisión más exhaustiva de la que se pudiera hacer en su casa. 

La llamada activó a una ambulancia que poco antes de las 7.25 horas ya estaba en la calle Santa Joaquima de Vedruna. Allí se encontraron en el suelo al paciente, ya sin vida. Se intnetó reanimarle sin éxito y se activó el protocolo de persona fallecida. Así llegaron Mossos d'Esquadra y se pidió presencia judicial para levantar el cadáver.

La gente, al ver la presencia de una ambulancia, de la patrulla de Mossos y un coche de la funeraria empezó a elucubrar de lo que había ocurrido. Más allá de la rumorología, nadie sabe cómo llegó una persona dependiente a la calle, cuando lo más normal es que los técnicos sanitarios hagan el desplazamiento desde la casa hasta el vehículo del SEM. 

La presencia de la víctima, dependiente, en la calle y su muerte tras una sintomatología aparentemente no peligrosa es lo que ha motivado un halo de incertidumbre y de preguntas.

Mossos mantiene el carpetazo porque la muerte no es violenta, pero habrá que conocer de qué murió y si hubo algún tipo de error al mover al paciente de su casa. Desde el SEM se confirma que la actuación se realizó cumpliendo los protocolos y que no hay dudas sobre cada paso que se efectuó desde la llamada de las 6.53 horas al 061

Temas

Comentarios

Lea También