Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La falta de examinadores aumenta la lista de espera para sacarse el carnet en Tarragona

Tras la huelga de hace un año, la situación continúa empeorando. Ahora, los aspirantes deben esperar dos meses para volverse a presentar a examen en caso de que suspendan

Carla Pomerol

Whatsapp
El punto de encuentro entre examinadores, profesores y aspirantes es, habitualmente, en la calle Enric d’Ossó.  FOTO: dt

El punto de encuentro entre examinadores, profesores y aspirantes es, habitualmente, en la calle Enric d’Ossó. FOTO: dt

Anna quiere sacarse el carnet de conducir, pero no podrá ver su sueño cumplido hasta el mes de octubre. Parecía que una vez desconvocada la huelga de los examinadores, que llenó las páginas de los periódicos durante el verano pasado, los aspirantes encontrarían más facilidades para conseguir el permiso. Pero no ha sido así. Las autoescuelas tarraconenses denuncian la falta de examinadores en la provincia y aseguran que ésta es la causa principal de la larga lista de espera que hay para sacarse el carnet.

Actualmente, cada profesor de autoescuela puede presentar a examen seis alumnos al mes. En otras comunidades autónomas, la cifra se eleva a trece aspirantes a la semana. El agravio comparativo indigna a las autoescuelas, que ven como su negocio se va a pique. Y es que si un alumno suspende el examen práctico, no podrá volver a presentarse otra vez hasta al menos un mes después. 

La situación en Catalunya por falta de examinadores es grave, pero en Tarragona la cosa se complica más todavía. De los once examinadores registrados en la demarcación –Tarragona, Reus y Tortosa–, tres están liberados por ser representantes sindicales –uno el 50% de las horas–, y otro está pendiente de una resolución judicial que no le permite examinar. Esto significa que de los once, solamente siete ejercen. 

Según un estudio reciente encargado por la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE) a una consultora, Tarragona necesitaría siete examinadores más de los que actualmente trabajan en la jefatura. De esta manera se evitarían las demoras en las pruebas de circulación. En teoría, el organismo dispone de 11 examinadores y serían necesarios 18.  

«La situación está llegando a un punto de no retorno. Yo, como profesor, solamente puedo presentar a examen 66 alumnos al año, teniendo en cuenta que el mes de agosto es inhábil. No hay ningún negocio que pueda mantenerse así», explica Carles Oliver, presidente de la Associació d’Autoescoles de Tarragona, quien añade que «todos los aspirantes pagan la misma tasa, pero no todos gozan de los mismos beneficios». Oliver reconoce que la huelga de examinadores «dinamitó» la situación, pero el problema viene de lejos. 

Por su parte, Carles Tarragó, vicepresidente de la asociación, ejemplifica de esta manera el momento que se está viviendo: «La semana pasada examiné a seis alumnos. De ellos, afortunadamente cuatro aprobaron y dos suspendieron. Éstos dos se volverán a presentar a la prueba la primera semana de octubre, lo que significa que no harán clases prácticas hasta una semana antes. Esto implica que la empresa no trabaja. Tenemos los alumnos, pero no hay actividad». 

Tarragó añade que los aspirantes ya se han acostumbrado a la situación. «Nosotros nos llevamos las manos a la cabeza cuando vemos que ahora se necesita al menos siete u ocho meses para sacarse el carnet. Antes con un mes lo tenías», explica Tarragó. 

Causas y posibles soluciones

Son muchos los motivos que han contribuido a la falta de examinadores. Algunos aseguran que el problema es que la plaza se ha devaluado mucho y el sueldo es bajo, teniendo en cuenta los riesgos que conlleva estar dentro de un coche toda la jornada laboral. Otras causas son las pocas convocatorias de oposiciones, la no sustitución de jubilaciones y bajas, y la Ley Ómnibus, que no pone límite en el número de alumnos que se presentan. Todo ello acaba con largas listas de espera y aspirantes frustrados. «Antes los exámenes duraban quince minutos. Ahora, 25. Esto agravia el problema», asegura Tarragó.

Por su parte, Fina Cano, examinadora, opina que «hace muchos años que no entra gente joven en la plantilla. En cambio, se están jubilando muchos examinadores y no se cubren las bajas». Cano añade que «Catalunya es la comunidad autónoma con más carencia de examinadores». Cabe destacar que, desde hace unos meses, Tarragona cuenta con un funcionario itinerante que ejerce como examinador. Pero no se ha notado una gran mejora.

El colectivo de examinadores cree que la Dirección General de Tráfico (DGT) se está poniendo las pilas para solucionar el problema. No hay resultados evidentes, pero se está empezando a trabajar con el objetivo de aumentar la plantilla, sobretodo en Catalunya. Este año, se han puesto a disposición más de 70 plazas de examinadores a través de un proceso de oposición convocado por la DGT. Algunos forman parte del programa de promoción interna, otros por una oferta de empleo público. Ahora, los aspirantes se encuentran en la última fase del proceso y está previsto que a finales de este año o a principios del que viene, los aspirantes serán destinados. Según Gustavo Palma, coordinador de los examinadores de tráfico en Catalunya, «en Barcelona se prevé que vengan diez o doce efectivos y, en Tarragona, entre cuatro y cinco». 

Las nuevas medidas mejorarían la situación de la demarcación de Tarragona, aunque los profesores de las autoescuelas prefieren ser prudentes y no cantar victoria hasta que no sea un hecho. Por su parte, los examinadores celebran los anuncios. «Empezamos a ver luz al final del túnel, aunque de momento no hay movimientos», asegura Palma. 

Muchos alumnos se sienten frustrados al ver lo complicado que es en la actualidad sacarse el carnet de conducir. No sólo por el dinero, también por un tema psicológico. Por su parte, las autoescuelas son cada vez más conscientes de que su negocio no pasa por su mejor momento. Muchas han decidido bajar la persiana.

Temas

  • autoescuela

Comentarios

Lea También