Más de Tarragona

La franja de 0 a 9 años lidera los contagios en Tarragona

Es la enésima muestra de la eficacia vacunal. Los casos proliferan más en los niños, el colectivo sin acceso, por ahora, a las dosis

Raúl Cosano

Whatsapp
La franja de 0 a 9 años lidera los contagios en Tarragona. Foto: DT

La franja de 0 a 9 años lidera los contagios en Tarragona. Foto: DT

El colectivo de niños de 0 a 9 años ha sido durante el mes de septiembre el que más contagios ha concentrado. No se puede echar la culpa a la vuelta al cole, sino más bien a un factor que, en realidad, es otra muestra de la elevada eficiencia de las vacunas. Los menores de 12 años son los únicos que no están vacunados porque no tienen acceso a las dosis. Eso hace que sean el estrato con una mayor incidencia. La diferencia empieza a verse sobre todo a partir de la tercera semana de septiembre, cuando esa franja de niños lidera los contagios, con 88 casos en la provincia, por delante de los de 10 a 19, que acumulan 74, o de los 40 a 49, con 79.

Un 54,5% de esos positivos en el Camp de Tarragona son en niñas mientras que el 45,5% restante se han registrado en niños. Era algo esperado por los expertos y totalmente compatible con un comienzo de curso que nada tiene que ver con el anterior. Este jueves había en Catalunya 276 grupos escolares confinados y 7.639 alumnos en cuarentena. Hace justo un año había 1.201 grupos en confinamiento, cuatro veces más, y 26.030 escolares sin poder salir de casa, el triple que en la actualidad.

El virus avanza por donde puede

La acumulación de contagios en esas edades tempranas no es contradictoria con la mejora general de la situación. El coronavirus intenta contagiar discurriendo por donde encuentra menos oposición, que en este caso son las cohortes de perfiles que no se han inmunizado. Se trata de un mal menor, porque hay que tener en cuenta que en muy raras ocasiones la infección en niños tiene consecuencias graves. Los ingresos del grupo de 0 a 9 han sido esporádicos durante toda la emergencia sanitaria.

Si bien la vacuna –que evita sobre todo casos graves– no impide la transmisión del SARS-CoV-2 por completo, sí que la reduce ostensiblemente. La prueba es que en los tramos más vacunados la incidencia es menor. Así lo refleja también el último informe de la Xarxa de Vigilància Epidemiològica de Catalunya. La incidencia acumulada entre los vacunados en el Camp de Tarragona es del 17,6 y en el global es del 38. En el Ebre, entre los inmunizados es del 20 y entre el resto del 55.

Temas

Comentarios

Lea También