Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La futura pasarela del Miracle ya se acerca a la zona urbana

La semana que viene se colocará el primer tramo que conectará definitivamente la playa con la ciudad. Llega cuando ya hay luz verde para la urbanización del Passeig Marítim
Whatsapp
Desde el Balcó del Mediterrani pueden verse las obras de la futura pasarela que conectará con la playa del Miracle. FOTO: Lluís Milián

Desde el Balcó del Mediterrani pueden verse las obras de la futura pasarela que conectará con la playa del Miracle. FOTO: Lluís Milián

Las obras de urbanización de la futura pasarela que unirá el Passeig del Miracle con el Balcó del Mediterrani entran en una fase estratégica. Tras la colocación del tramo que cruza las vías, la semana que viene va a instalarse la primera parte de la estructura que conectará con la ciudad. La operación está programada para la madrugada del domingo 22, ya que mientras se lleve a cabo quedarán inoperativas todas las catenarias de la estación de trenes. 

La pieza en cuestión es el pie y uno de los brazos de la estructura en forma de ‘Y’ en la que se bifurcará la pasarela en esta parte urbana. En concreto, se trata del extremo de la rampa que bajará hacia la estación de trenes, dejando para una fase posterior el segundo brazo, que es el que desembocará en el Vial de Bryant. Se trata de una de las partes más complejas de la obra. Así lo avanza el ingeniero responsable del proyecto, Joan Borràs, quien describe que «hasta el momento todos los tramos que hemos cubierto eran rectos y éste es el primero en forma de curva»

El nivel de ejecución del proyecto llega casi al 70%

Las dos piezas que conforman la estructura no se han podido ensamblar en la fábrica debido a las dificultades de transporte, por lo que decidió que se procedería al montaje in situ. Éste va a hacerse la semana que viene, obligando a cerrar el tráfico por el Vial de Bryant, que no reabrirá hasta que haya finalizado la operación. 

La colocación del segundo brazo que completará esta estructura en forma de ‘Y’ se prevé más sencillo dado que el pie ya estará en su sitio.    

Casi el 70% de la obra
A finales del mes de junio se instaló el primer tramo de esta pasarela que tendrá una longitud de 350 metros y permitirá superar un desnivel de 17 metros entre el Passeig Marítim y la Baixada del Toro. El nivel de ejecución del proyecto llega casi al 70%, quedando los trabajos correspondientes a los servicios. 

Antes de fin de año podrán licitarse las obras de remodelación del Passeig Marítim 

Borràs reconoce que las actuaciones «llevan un pequeño retraso», y si el calendario más optimista hacía pensar que las obras podrían acabar a finales de este ejercicio, finalmente no será hasta el primer trimestre del año que viene. Varios han sido los contratiempos que los ingenieros de la obra se han encontrado a lo largo de estos meses.

Una de las cuestiones a superar ha sido el cambio de normativa en los ascensores. Una modificación que entró en vigor el 1 de septiembre y que obligó a introducir cambios en el proyecto, que se había redactado en abril de 2016. La estructura que soportará los dos ascensores ya está colocada en el costado marítimo. Permitirán superar los ocho metros de desnivel para que los ciudadanos puedan acceder al tramo situado sobre las vías. También se ha cambiado de idea en cuanto al material de las luces que se situarán encima de la barandilla, para evitar que, con el ambiente marino, se oxiden. 

Además, hay que tener en cuenta que la construcción de esta pasarela ha coincidido con las obras en la estación de Tarragona ciudad, lo que hizo que «casi perdiéramos cuatro meses negociando con Adif aspectos relacionados con los servicios».

En el nuevo Passeig Marítim perderán protagonismo los vehículos. Foto: Lluís Milián

El ingeniero de la Autoritat Portuària asegura que «la obra es una cosa viva, sobre la que estamos realizando una operación de cirugía, que nos obliga a reaccionar en cada momento».

Nuevo Passeig Marítim
El inicio de esta fase definitiva en la construcción de la pasarela llega la misma semana en que el plenario del Ayuntamiento de Tarragona daba luz verde al nuevo marco que permitirá la licitación de las obras de remodelación del Passeig Marítim. Este paso ha estado bloqueado durante unos meses por un problema burocrático, ya que había dudas sobre la titularidad de esta vía. Este vacío impedía al Port hacer uso o encargar obras en un emplazamiento que no era considerado Dominio Público Portuario.

Finalmente, el Ayuntamiento y el Port optaron por la mutación demanial, una opción que permitirá que el organismo portuario pueda tener el uso del espacio mientras éste no sea de su propiedad. 

Superado este obstáculo, antes de acabar el año se prevé licitar un proyecto que comportará una actuación que afectará a unos 600 metros desde la rotonda del Port Esportiu hasta la plataforma del Miracle. El proyecto prevé una inversión de 1,4 millones, que permitirán la primera gran intervención en este espacio desde que fue construido hace cuatro décadas. 

Las obras podrían acabar antes de las fiestas de Santa Tecla

El futuro paseo dará más protagonismo a los viandantes y a las bicicletas y menos a los vehículos. Se eliminará el actual carril de servicio, pasando de tres a dos carriles. Éste se habilitará para los ciclistas y patinadores. Asimismo desaparecerán las plazas destinadas a aparcamiento.

El plazo de ejecución es de ocho meses, con lo que se prevé que esta reforma esté completada para antes de Santa Tecla. «Nuestra intención es que podamos aprovechar la primavera para plantar la vegetación», argumenta Joan Borràs. 

Temas

Comentarios

Lea También