Más de Tarragona

La gente mayor, afectada por la falta de relaciones sociales durante la pandemia

Un estudio revela que la reducción del contacto familiar y con amigos es lo que más ha impactado negativamente en este colectivo, llegando incluso a afectar su salud

JOAN MORALES

Whatsapp
Varias personas mayores charlando en un banco del paseo Prim de Reus. Foto: A.M.

Varias personas mayores charlando en un banco del paseo Prim de Reus. Foto: A.M.

«Aún recuerdo el día del cumpleaños de mi mujer, en abril del año pasado, cuando abrimos la puerta de casa y nos encontramos con un regalo y una nota de mi hija donde ponía: ‘Si de verdad os quiero no puedo estar con vosotros’. Fue muy duro leerlo». Mariano Palacios, de 66 años y residente en Cambrils, está jubilado desde hace seis años. Antes de la irrupción de la pandemia en marzo de 2020, Mariano disfrutaba de unas relaciones sociales que diversificaba en el cuidado de sus tres nietos y en las sesiones de baile de los fines de semana con un grupo de amigos, con los que también quedaba para comer o cenar.

Pero la Covid-19 nos encerró a todos en casa y esta vida social que tanto llenaba a Mariano se cortó de manera abrupta, sin avisar. «Antes de la pandemia dedicaba bastante tiempo a mis nietos porque mi hija y su marido trabajan y les ayudamos. Además, todos los fines de semana, casi todos los sábados, nos juntábamos con los amigos que formamos el grupo de baile en La Plasita de Reus», recuerda este jubilado.

A partir del 14 de marzo de 2020, con el decreto del estado de alarma y el estricto confinamiento domiciliario que sufrimos todos, «tuve que dejar de hacer estas dos cosas y la sensación fue de vacío total. Estuve tres meses sin ver a mis nietos y la verdad es que fue duro».

Uno de cada cuatro encuestados pide ampliar la atención sanitaria presencial

Varias olas del virus y pasos adelante y atrás en la desescalada nos han llevado hasta la situación actual, donde parece que –por fin– podríamos estar un poco más cerca del final de esta pesadilla. «La verdad es que lo hemos llevado mal, desde un punto de vista familiar y de amistades. También, el haber pasado por esto te deja una preocupación de que pueda volver a suceder o vayamos para atrás», comenta Mariano, a quien también le preocupa un poco que «hoy en día exista una falsa sensación de que hemos vuelto a la normalidad».

La Covid-19 ha dejado preocupantes consecuencias para el colectivo de personas mayores, en especial para las de más edad y usuarias de las residencias, cuya letalidad se han cebado con ellas. ¿Pero qué impacto real ha dejado la pandemia esta nuestros abuelos? Un estudio realizado por la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España (UPD), hecho público hace pocos días, revela unas conclusiones contundentes, que corroboran el testimonio de Mariano Palacios. Por ejemplo, que el impacto del coronavirus ha provocado en la mayoría de las personas de más de 65 años la reducción de relaciones sociales con amistades (79,7%) y familiares (71,9%), reflejando que la mayor afectación de la pandemia sobre este colectivo se produce en el ámbito social, tal y como explica Mariano.

Además, el Barómetro de Mayores UPD –que recoge la opinión de 472 personas de más de 65 años sobre cómo se han visto afectadas por la pandemia– constata que casi la mitad de las personas encuestadas (40,8%) asegura que las citas médicas se han suspendido o reducido. La suspensión o aplazamiento de una operación es la consecuencia que más negativamente ha afectado a la salud de las personas mayores, ya que el 35,3% asegura que ha empeorado bastante o mucho.

La suspensión o reducción de tratamientos (20,1%), la reducción de la relación con familiares (20%) y amistades (19,4%), la suspensión o reducción de citas médicas (17,2%) y de ayudas domiciliarias (13,8%), también son señaladas en la encuesta como consecuencias negativas que han afectado la salud de las personas mayores.

Mujeres de grandes ciudades

Los resultados de este informe también establecen los perfiles de nuestros abuelos cuya salud ha empeorado en mayor medida como consecuencia de tener menos relaciones familiares, menos relaciones con los amigos y menos citas médicas. En el perfil más común están las mujeres, con menor nivel de estudios, con una capacidad de gasto insuficiente o equilibrada y que vive en grandes ciudades. En el extremo opuesto están los hombres, con más estudios, una alta capacidad de gasto y residentes en municipios de menos población.

La encuesta también hace una radiografía del nivel de satisfacción de la atención sanitaria recibida por las personas mayores. La mayoría (63,3%) se muestra bastante satisfecha, aunque existe un 36,7% que aseguran estar nada o poco satisfecho con las soluciones o medidas ofrecidas.

Entre estas últimas, el 20,9% señala de forma explícita la necesidad de ampliar o mejorar los mecanismos de atención presencial, dejando constancia de que esta es una necesidad concreta que tienen las personas mayores.

En los centros de salud o ambulatorios, el consenso mayoritario se centra en la ampliación –y/o recuperación– de las citas presenciales (59,7%). Así, seis de cada diez personas de más de 65 años ponen de manifiesto en sus respuestas la necesidad del contacto personal para mantener la calidad de su asistencia sanitaria.

El 20,3% alude a mejorar la calidad de la atención recibida. A estas respuestas le siguen otras que tienen que ver con la necesidad de ampliar todo tipo de personal sanitario y otras sobre la necesidad específica de acortar los plazos de las citas.

Invertir más en sanidad

Sobre estas últimas conclusiones, Mariano Palacios aporta su visión. «Es lamentable que después de un año y medio de pandemia, y de los aplausos de las ocho de la tarde, nuestra sanidad ha empeorado más de lo que estaba. Para mí hay dos profesiones sagradas: la educativa y la sanitaria, y es gravísimo que no se esté invirtiendo lo suficiente en sanidad», se lamenta este jubilado de Cambrils, a quien le preocupa que «con la pandemia, muchas de las reivindicaciones sociales que había en marcha y se han paralizado no se vuelvan a recuperar», comenta.

Temas

Comentarios

Lea También