Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La hipocondría digital se dispara

La búsqueda de enfermedades en internet llega, según algunos estudios, hasta un 70% de la población. Los médicos alertan de los riesgos que comporta dar credibilidad a esta información

JOAN MORALES

Whatsapp
Un 73% de las mujeres consulta enfermedades por internet. FOTO: Pere Ferré

Un 73% de las mujeres consulta enfermedades por internet. FOTO: Pere Ferré

¿Quién no ha consultado alguna dolencia o enfermedad que le preocupa por Internet? Cada vez son más las personas que acuden a la red antes de sentarse delante de su médico de cabecera y los estudios y encuestas que se realizan desde hace tiempo demuestran que esta tendencia va al alza. Uno de los grandes retos que deben afrontar los profesionales sanitarios son los bulos y las informaciones confusas que circulan por internet. Por eso, y ante un paciente cada vez más implicado en su salud, surge la duda de si éste consulta las fuentes adecuadas.

Para conocer la dimensión del problema, la semana pasada se presentó el II Estudio de Salud y Estilo de Vida, elaborado por Aegon -uno de los mayores grupos aseguradores mundiales de seguros de vida y pensiones-, donde se demuestra que el 70% de los españoles padece de hipocondría digital, un 23% más que en 2018.

Este aumento de la consulta de enfermedades por internet que ofrece esta encuesta lo viven día a día los profesionales sanitarios. Es el caso de Remedios Rico, médico de familia del CAR de Salou y tesorera y vocal provincial de atención primaria rural del Col·legi de Metges de Tarragona. «Llevo muchos años de profesión y cada vez es más habitual que un paciente llegue a tu consulta y te diga que ya ha buscado lo que le pasa por internet y la verdad es que, como doctora, me repatea. Yo siempre les digo que no deben fiarse mucho de internet cuando me vienen a ver. Pero está claro que el ‘doctor Google’ no les puede extraer una receta, la última pauta del acto médico».

El criterio del médico

Rico, como médico de familia, puede llegar a entender «la necesidad que tenemos todos de consultar alguna enfermedad o problema médico por la red, pero nunca se puede suplir el criterio médico por lo que nos diga internet. Es un riesgo que corremos».

Este aumento de la hipocondría digital, según la tesorera del Col·legi de Metges de Tarragona, habría que buscarlo -además de la enorme facilidad que tenemos de acceso a la información- «en el cambio de roles que se han producido en las consultas médicas», comenta Remedios Rico, quien añade que «con la ley de autonomía del paciente, éste ha pasado a ser el dueño de su historia clínica y esa relación vertical que siempre había existido entre médico y paciente, ahora se ha convertido en horizontal. Hoy el paciente tiene más información y eso nos sirve de estímulo a los médicos».

Otro dato interesante, y hasta cierto punto preocupante, que arroja el II Estudio de Salud y Estilo de Vida es que cada vez más españoles dan credibilidad a la información que encuentran en internet. En 2018, un 44% de los encuestados buscaban información en la red y cerca del 14% le daba credibilidad a su búsqueda. El año pasado, un 67,5% de los españoles buscó enfermedades en internet y un 28% dio credibilidad a este diagnóstico.

Datos peligrosos

Estos datos son definidos como «peligrosos» por Remedios Rico ya que «esto puede llevar a la automedicación, a la compra de fármacos por internet con controles dudosos y a la accesibilidad a la medicación con riesgo». De hecho, el mismo estudio relaciona directamente la credibilidad con la automedicación, ya que –según la encuesta- uno de cada tres españoles se automedica y de este grupo el 73% afirma buscar síntomas en la red. Asímismo, un 30% de los encuestados otorga credibilidad a las búsquedas realizadas, frente a un 42,7% que no lo hace.

¿Y cómo se pone freno a un problema que va a más y que puede comportar riesgos en nuestra salud? La vocal provincial de atención primaria rural del Col·legi de Metges de Tarragona tiene claro que una de las formas de combate es «a base de mensajes, con confianza hacia tu médico de cabecera, con unos servicios de salud de calidad, con campañas sanitarias y con una concienciación de la necesidad de que siempre haya un profesional detrás de tu información sanitaria». No obstante, Rico reconoce que «es una lucha de David contra Goliat, porque todo el mundo tiene acceso a internet».

Por último, el estudio de Aegon demuestra que las mujeres padecen más hipocondría digital que los hombres (un 73% de las mujeres por un 62% de hombres).

Temas

Comentarios

Lea También