Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La historia de la gata persa que se extravió en Tarragona de camino a Bélgica

El felino viajaba con sus propietarios en coche de vuelta de vacaciones. Pararon en Tarragona y un ruido asustó al felino que se escapó en el área del Mèdol de la AP-7. Localizada por operarios de la vía de pago y gracias al chip ya está de nuevo con sus amos

Diari de Tarragona

Whatsapp
FOTOS: Fundació d'Animals de Companyia del Camp de Tarragona

FOTOS: Fundació d'Animals de Companyia del Camp de Tarragona

La Fundació d'Animals de Companyia del Camp de Tarragona compartía en su página de Facebook una historia de animales con final feliz y con moraleja entre líneas. 

La historia habla de Clochette, una gata persa de 5 años residente en Bélgica. El felino se perdió en el área del Mèdol, la zona de descanso de la AP-7 en Tarragona, cuando sus propietarios, de vuelta de vacaciones al país centroeuropeo, pararon a estirar las piernas. Igual hicieron con su mascota, que pudo salir de la jaula y merodear a su aire.

Sin embargo, un fuerte ruido asustó el felino, que empezó a correr alejándose de sus propietarios, Philippe y Martine. El matrimonio se desesperó. Buscó a la gata hasta que arrojó la toalla. Se subieron al coche y con melancolía continuaron el camino.

Clochette es una gata dócil y cariñosa con las personas, por lo que el matrimonio belga intuyó que había terminado en manos de otras personas y que jamás la volverían a ver. 

Golpe de suerte

Pero quien encontró al felino fueron operarios de la AP-7 que al ver que el animal era dócil y llevaba nombre y chip avisaron a la Fundació d'Animals Camp de Tarragona por si se podían hacer cargo del animal. Este pasó a manos de una familia de acogida mientras la entidad identificaba a sus propietarios.

El chip permitió ponerse en contacto con la familia de la gata, y Philippe y Martine cogieron un vuelo a Barcelona el sábado 2 de agosto para recuperar a su mascota. Si no llega a ser por el chip, Clochette habría terminado en manos de otra familia o perdida por la zona del Mèdol.

Temas

Comentarios

Lea También