Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La huelga de examinadores dejará sin carné a más de 350 alumnos esta semana en Tarragona

El seguimiento en la provincia fue del 92% el lunes y del 75% hoy martes. Más de 1.500 tarraconenses se verán afectados en verano si sigue la parálisis
Whatsapp
Alumnas, junto a los coches de autoescuelas, durante la primera jornada de huelga.  Foto: Pere Ferré

Alumnas, junto a los coches de autoescuelas, durante la primera jornada de huelga. Foto: Pere Ferré

«Tantos nervios para nada», se lamentaba Carla Verde, 18 años, de Torreforta, estudiante de Bachillerato que el curso próximo comenzará la universidad y aspirante a sacarse el carné de conducir. Ella fue uno de los alumnos que el lunes se quedó sin práctico debido a la segunda jornada de huelga convocada por los examinadores. «Ya me habían avisado de que quizás no podría presentarme, pero he tenido que venir. Entiendo que todos tienen su derecho a hacer huelga, pero nos perjudica», cuenta Carla, que se apuntó en enero al carné, superó el teórico y ahora llevaba 13 horas de conducción. «Sé que tendré que hacer alguna hora más para mantener la práctica», asume. 

Un total de 104 alumnos se quedaron el lunes sin poderse examinar del práctico, tras un seguimiento de la huelga de 92%: sólo fue a trabajar una persona de las 12 que hay en la plantilla provincial de examinadores. La coordinadora asumió la parte de los tests teóricos, donde no hay problemas. El martes el apoyo ha descendido al 75%. Han examinado tres personas, que han permitido a unos 40 alumnos acudir a la prueba teórica. Un total de 117 alumnos que estaban inscritos se han quedado sin poder subir al coche. 

Un problema agravado
El caos se prolongará mañana previsiblemente con nuevos parones en toda España que en Tarragona afectará cada día a 130 alumnos que suben a examen. En total, sólo en tres días de esta semana, más de 350 personas se quedarán sin examinarse, si sigue el mismo apoyo a la huelga. «La situación es complicada. Esperábamos que la huelga no fuera tan masiva. Confiamos en que en los siguientes días no tenga tanto apoyo, porque al final afecta al bolsillo, también de los propios examinadores», indica Carles Oliver, presidente de las autoescuelas en la provincia. 

Oliver entiende los motivos del parón pero da la voz de alarma ante la afectación creciente. «Agrava aún más el problema que teníamos. Ya costaba mucho poder subir a examen… y viene esto. La bola se hará más grande, las autoescuelas no podrán dar salida a los alumnos. Notaremos las consecuencias en septiembre», denuncia Oliver. 

El perjuicio puede ser todavía mayor en un verano en el que sacarse el carné va a ser una misión casi imposible. Hasta finales de julio, se plantea un parón de tres días cada semana que amenaza con detener casi por completo los exámenes y con bloquear las autoescuelas incluso en otoño. 

Los cálculos indican que cada día se anularán 1.456 pruebas en Catalunya, que en todo el verano serían unas 29.120 en total. En las comarcas tarraconenses, a una media de 300 alumnos que se examinarían cada semana, en total serían unos 1.800 los que se quedarían sin el práctico

La autoescuela Erandio, en Torreforta, fue ayer una de las damnificadas. «Subíamos a examen con 12 personas que no han podido hacerlo al final. Nuestra sensación es de impotencia. Sin exámenes no se puede trabajar. La huelga nos perjudica, pero si es la única solución para desatascar la situación… Esto se hará más grande, porque estamos en los meses de más alumnos», confiesa Carlos Trujillo, profesor de la autoescuela Erandio. 

El parón ha sido seleccionado estratégicamente, en fechas puntuales de afluencia de alumnos, que aprovechan el final de las clases para sacarse el carné de conducir, a veces de forma intensiva. La sucesión de jornadas de huelga arrancó el día 2 de junio, con una manifestación en Madrid acompañada de parones en toda España. En Tarragona, 120 alumnos se quedaron ese día sin examinarse, en lo que fue el pistoletazo de salida de un verano caliente en cuanto a reivindicaciones. 

‘Dispuestos a negociar’
Desde los examinadores se comprende la situación crítica. «Sabemos que estamos causando problemas, pero las autoescuelas son un colectivo afín al nuestro y nos entienden. Comprenden que nuestra reclamación es justa. Nunca pensamos que se fuera a llegar a esta situación, avisamos con mucho tiempo, dimos margen para negociar y no ha servido. No hay sido algo precipitado», admite Gustavo Palma, representante en Tarragona y en Catalunya del colectivo de examinadores.

Palma sostiene que «el colectivo está muy unido y muy comprometido» y afirma que siempre está dispuesto a negociar para detener los parones convocados: «Estamos abiertos a todo. No pensamos llegar a esto, y más cuando se habían comprometido tanto en sede parlamentaria». 

Palma emplaza a la DGT y al propio Ministerio de Interior a satisfacer sus peticiones para que no vaya a más una situación que en los meses previos ya era compleja. En Tarragona había autoescuelas que tenían que esperar mes y medio para poder llevar a sus alumnos a examen. «En las últimas semanas parecía que se había acortado un poco el periodo en el que íbamos al práctico. Habíamos pasado de 30 días de media a 25, o incluso algo menos, pero esto ahora ha empeorado la situación en las autoescuelas», afirma Carles Oliver, presidente del gremio. 

Todo el sector, con posturas más o menos catastrofistas debido a la coyuntura, suspira por que se llegue a un acuerdo que evite una parálisis dañina justo en el momento de más negocio del año. 

El miércoles los alumnos están igualmente obligados a comparecer a los exámenes a partir de las ocho de la mañana, a pesar de que, según la previsión, muchos se suspenderán debido a esta cuarta jornada de huelga, la tercera consecutiva. 

Temas

Comentarios

Lea También