Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La huelga se mantiene en el Port de Tarragona, mientras las empresas empiezan a negociar

Algunos puertos empiezan a recobrar la normalidad, como es el caso de Barcelona y València

Núria Riu

Whatsapp
Imagen del Port de Tarragona

Imagen del Port de Tarragona

Los estibadores del Port de Tarragona siguen hoy con los paros en horas impares, en los cuales participa el 100% de los trabajadores. La situación se mantiene mientras restan a la espera de que las negociaciones que se están llevando a cabo permitan empezar a normalizar la situación de cara a los próximos días. De hecho, esto es lo que ya está pasando en algunos de los principales puertos del Estado. Es el caso del de Barcelona, que esta mañana ya está funcionando con un 95% de normalidad o el de València, que prácticamente vuelve a operar también con las condiciones habituales.

La situación se está produciendo tras el nuevo escenario que dibujó la Coordinadora Estatal de Trabajadores Mar, que es el sindicato mayoritario, el pasado martes. Esto supone que se está negociando directamente empresa por empresa, dejando de lado a la patronal Anesco, y manteniendo los paros convocados sólo en las compañías que no acepten la subrogación de los empleos.

De momento no han aceptado estas condiciones ninguna de las cinco empresas estibadoras que operan en el Port de Tarragona. Se trata de Bergé, Ership, Noatum, DP World y Euroports. Estos grandes grupos empresariales se están manteniendo más reticentes respecto a un escenario en el que sí que han entrado las grandes multinacionales especializadas en el transporte de contenedores, que son las primeras que han accedido a la propuesta de los sindicatos.

El presidente del comité de empresa de Estarraco, Joan Galera, considera que esta situación “abre un nuevo estadio en las negociaciones, que es lo que nosotros veníamos reclamando”. Sobre lo que puede pasar en las próximas horas, Galera afirma que “cuando una empresa decida aceptar la subrogación y entrar en una negociación seria, se desconvocará la huelga, que es lo que ya está pasando en los otros puertos”. Y esto puede hacer que pueda conseguirse el suficiente cuórum para conseguir el acuerdo a nivel nacional, que hasta el momento no habían podido desencallar, en las negociaciones con Anesco.

Galera asegura que esta situación no incrementará la competitividad entre aquellos puertos en los que ya se han llegado acuerdos o los que, como el de Tarragona, siguen aún en huelga. “En ningún caso se llegará a un conflicto entre estibadores. Y, en todo caso, deberán ser las empresas las que deberán valorar qué les supone que otras estén operando en el resto de puertos”.

Por ello, se mantienen los paros intermitentes para el viernes y las cuatro huelgas de 48 horas, también intermitentes, convocadas para la última semana de junio y la primera de julio.

Desde la Plataforma de Inversores en Puertos Españoles (PIPE) se pedía amparo a las autoridades nacionales y europeas ante lo que considera un “chantaje” por parte de la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar. Apunta que los sindicatos están practicando “una campaña de acoso a las empresas” con el objetivo de que firmen “un documento de adhesión contrario al legislado por el Gobierno”.

Temas

Comentarios

Lea También