Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La huella de Elena Regidor en Tarragona

Una placa situada en el lugar de la primera reunión vecinal del barrio rinde tributo a la histórica líder de Parc Riu Clar

Jordi Cabré

Whatsapp
La familia fue la encargada de destapar el monolito con la dedicatoria a la histórica vecina. Foto: Pere Ferré

La familia fue la encargada de destapar el monolito con la dedicatoria a la histórica vecina. Foto: Pere Ferré

Hay personas que nunca mueren. Su carácter, sus hazañas, su capacidad de liderazgo las convierten en héroes o heroínas de un barrio, de un movimiento social, de un colectivo que ha confiado ciegamente en él o ella para conseguir metas a priori imposibles de convertirse en realidad.

En este elenco de héroes urbanos estaría Elena Regidor. La líder vecinal de Parc Riu Clar y de la Federació d’Associacions de Veïns de Tarragona (FAVT) falleció en abril de 2015 tras luchar –como no podía ser de otra manera– contra una terrible enfermedad. Ésta se llevó su cuerpo, pero no su alma ni su capacidad para ser admirada en este rinconcito de la ciudad.

Regidor nació en Tarragona en 1940 y tuvo un papel muy destacado en el movimiento vecinal de la ciudad y del conjunto de Catalunya. De hecho, Ángel Júarez, rompiendo el protocolo de parlamentos, quiso destacar los 40 años de lucha vecinal en el que compartieron ‘batallas’ y agradeció el homenaje que ayer se celebraba dentro del marco de las fiestas del barrio.

En 1981 la líder vecinal creó y presidió la Associació de Veïns de Parc Riu Clar. La lucha del movimiento vecinal sirvió para dignificar las condiciones en el barrio y mejorar el mantenimiento de las calles y servicios básicos como el abastecimiento de agua y el servicio de recogida de basura.

Antes, pero, a finales de la década de los años 60 –recordaban ayer Antoni Peco, actual líder de la FAVT y Josefa Rodríguez, presidenta de los vecinos de Parc Riuclar– «la primera reunión entre vecinos se celebró en el mismo punto donde hoy hemos descubierto la placa. Es también una forma de recordar dónde empezó esta lucha vecinal para dignificar el barrio».

En 1982, Elena Regidor formó parte del equipo fundador de la FAVT. Paralelamente también impulsó el colectivo de mujeres de Parc Riu Clar y fue secretaria de la Confederació d’Associacions de Veïns de Catalunya (Confavc).

A principios de marzo, semanas antes de morir, estuvo presente en un homenaje que se rindió desde el Ayuntamiento a las mujeres del movimiento vecinal.

Lágrimas y aplausos

Al mediodía de ayer, un nutrido grupo de vecinos de Parc Riu Clar se cobijó en la sombra de uno de los laterales del parque infantil que tiene este barrio de Ponent. Faltaba poco para que ese parque cambiara de nombre y aunque la placa lo llame oficialmente plaza, es más conocido como parque entre su vecindario.

Antes de descubrir la placa conmemorativa, la presidenta Josefa Rodríguez abrió los parlamentos agradeciendo el papel de Regidor en sus años de líder vecinal y disculpándose de no haberle pedido más consejos. Continuó el concejal Pau Pérez, que alabó su figura, y terminó su nieta Laura Rovira, que habló en nombre de la familia de su «yaya». La placa se descubrió con la presencia de gran parte de su familia. A más de uno se le humedecieron los ojos entonces y alguna lágrima surcó la mejilla. Quedó demostrado que Elena Regidor sigue muy presente en Parc Riu Clar.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También