Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La industria química utiliza ya más de un 13% de agua regenerada

La planta de Aitasa trata las aguas residuales urbanas para darles un nuevo uso en el ámbito petroquímico, en un gran ejemplo de economía circular por la sostenibilidad del entorno

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen de la planta regenedora de agua de Aitasa. FOTO: Cedida

Imagen de la planta regenedora de agua de Aitasa. FOTO: Cedida

El uso de agua regenerada por parte de la industria petroquímica de Tarragona volvió a crecer durante el año 2017, hasta alcanzar los 4,7 hectómetros cúbicos, la cifra más alta registrada hasta ahora desde que a finales de 2012 se pusiera en funcionamiento la planta de regeneración de aguas residuales urbanas de Aitasa. 

Del total de casi 35 (34,98) hectómetros cúbicos de agua que las empresas de la Associació Empresarial Química de Tarragona (AEQT) consumieron durante el año pasado, nada menos que 4,7 procedían de la planta de agua regenerada. La proporción alcanza ya el 13,43%, convirtiéndose también en el mayor porcentaje jamás registrado. No sólo la cantidad absoluta (4,7 hm3) es la más alta, sino que también en términos relativos las empresas petroquímicas usan hoy más agua regenerada que nunca.

Se trata de una nueva muestra de la clara apuesta del sector petroquímico por la sostenibilidad en general y el uso sostenible del agua en particular. En un momento crucial para los sectores productivos, en los que la búsqueda continua de mejoras que acerquen los procesos a la economía circular es una constante, estas cifras y sobre todo la proyección futura que sugieren evidencian un paso firme y decidido en esa dirección. 

La planta de regeneración de aguas residuales urbanas de Aitasa, que se puso en funcionamiento a finales de 2012, no ha parado desde su arranque de incrementar sus volúmenes año tras año, desde los 1,2 hectómetros cúbicos de 2013 -su primer ejercicio completo- hasta los 4,7 actuales. Dicho uso de agua regenerada se consolida, sobre todo, en las torres de refrigeración de los procesos industriales, y también en los procesos de generación de vapor. 

Crecimiento de la iniciativa
Se prevé que las cifras continúen creciendo. No en vano la previsión que maneja el propio sector es alcanzar en 2019 los 6,8 hectómetros cúbicos. Se tratará de una cantidad equivalente al consumo anual de agua de uso doméstico de una ciudad como Tarragona.

Y es que esa es justamente la filosofía última de la apuesta por la planta de agua regenerada, impulsada mediante convenio suscrito en 2010 por la propia AEQT, Aitasa y la Agència Catalana de l’Aigua: impulsar el compromiso de liberar caudal de uso de boca para el crecimiento del territorio.

Cabe incidir en que esos 4,7 hectómetros, que ahora son reaprovechados para uso industrial, antes de la puesta en marcha de la planta de Aitasa iban al mar, con el doble beneficio que ello supone: por un lado, se encuentra para esa agua un nuevo circuito de aprovechamiento, y por otro lado, se deja de enviar al mar, con el beneficio medioambiental que ello supone.
 

Temas

Comentarios

Lea También