Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La inestabilidad del suelo, principal causa del hundimiento del tejado de la iglesia de Constantí

El actual templo es de 1749, cuando se consagró. No obstante, ya había tenido una gran reforma un siglo antes.

Àngel Juanpere - Jordi Cabré

Whatsapp

Hace dos años y un mes que la iglesia de Sant Feliu de Constantí, en la calle Major, cerró puertas al culto. Las grietas aparecidas en esta iglesia de planta de cruz latina a consecuencia de las características del subsuelo, arcilloso en buena parte, motivó el cierre de las puertas a los feligreses para evitar una tragedia.

Imagen del interior del templo, esta mañana. FOTO: Àngel Juanpere

Esta mañana el estruendo que ha motivado la caída de parte del tejado ha dado la razón a aquellos que auguraban que la fragilidad del subsuelo, donde se asientan los cimientos del templo, sería la razón de este hundimiento.

La composición de este subsuelo de la calle Major, compuesto de arcillas, podría ser el motivo de este hundimiento. La arcilla por motivos externos se habría expandido y ello habría provocado que el tejado cayera en la bancada del templo.

Hay otras casas vecinas a la iglesia que tiene grietas enormes y padecen el mismo problema que el templo.

La caída del tejado de la iglesia, todo el material ha quedado en el interior del templo y por tanto no hay heridos, ha reflejado la gravedad de la situación.

El Arquebisbat de Tarragona, titular de esta iglesia dedicada a Sant Feliu, ha enviado a los arquitectos para conocer el alcance del hundimiento del techo.

FOTO: Àngel Juanpere

Templo del siglo XVII

La iglesia de Sant Feliu tiene planta de cruz latina con tres naves. Esta es la última reforma en el siglo XVIII y consagrada en 1749. Antes, pero había sido una iglesia importante en 1621 (Església Vella) y ésta ya venía de unas obras de reforma y ampliación importantes de otros templos que estaban asentados en el mismo emplazamiento. El campanario es posterior al siglo XVIII.

El campanario es posterior a la última gran reforma del templo, en el siglo XVIII. FOTO: A. Juanpere

Temas

Comentarios

Lea También