Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

‘La intervención del Estado en las cuentas de la URV es intolerable’

En un acto con la CUP y ERC, el exrector Francesc Xavier Grau calificó la medida de ‘arbitraria e intimidatoria’

Raúl Cosano

Whatsapp
El exrector, Francesc Xavier Grau (centro), en el acto de ayer.  Foto: Pere Ferré

El exrector, Francesc Xavier Grau (centro), en el acto de ayer. Foto: Pere Ferré

El sector universitario, desde los alumnos hasta el profesorado, pasando por el resto del personal, exhibió músculo en un acto celebrado en la Plaça Concòrdia del Campus Catalunya de la URV que congregó a 200 personas. Bajo una pancarta con el lema ‘Que no ens suspenguin la democràcia’, y tras un pilar de la Colla Castellera Pataquers, de la URV, varios ponentes defendieron la importancia de la universidad en el Procés, en un evento organizado por la plataforma Universitats per la República. 

Uno de los más incisivos fue precisamente el más ligado a la URV, Francesc Xavier Grau, exrector. «La intervención de las cuentas de las universidades es una medida arbitraria, intimidatoria e intolerable. La URV es una entidad autónoma», dijo. Grau habló de llenar los colegios el 1-O, «un día histórico», y ofreció motivos para la independencia de Catalunya, un proceso que, según dijo, «es necesario para Europa, para España y para la propia Catalunya»

Grau defendió una Catalunya independiente dentro de un marco europeo que camina hacia una «imparable globalización»: «A Europa los estados actuales le molestan, necesita que desaparezcan para acercarnos a unos Estados Unidos pero de Europa. La independencia sería algo positivo para Europa».

España y el PIB
Grau cree que la secesión catalana sería un acicate para que «España, que no va bien», cambiara diversos modelos del sistema productivo: «En España la política energética es mala, pero también la industrial o la de R+D. Se han tomado muchas decisiones en dirección equivocada respecto a cómo va el mundo. En España hay un sistema que muestra eficacia en el PIB pero con salarios bajos. Que España pierda el 20% del PIB, que es Catalunya, hará cambiar las cosas». Sobre Catalunya, el exrector cree que «necesita desarrollarse por sí sola» y potenciar áreas como el conocimiento en ese marco del Estado propio. 

El resto de voces soberanistas denunciaron con contundencia la represión ejercida por el Estado en forma de detenciones y registros. Al respecto, el concejal de ERC en el Ayuntamiento de Tarragona, Xavier Puig, explicó: «Hay muchas personas que creían en una España democrática que se han decepcionado profundamente». Puig defendió el 1-O como «referéndum legal de autodeterminación, acorde con la normativa internacional que prevé la autodeterminación de los pueblos». También habló de la naturalidad intrínseca que tiene todo proceso secesionista: «La fragmentación de los estados grandes es un proceso normal», dijo Puig, que lamentó haber hablado en esta campaña «de democracia y no del ‘sí’ y del ‘no’ a la independencia». 

También habló Oriol Corral, exconcejal de SOM Gramenet, que quiso tirar de humor: «El Estado ha conseguido que haya anarquistas defendiendo a convergentes y que Xavier Trias defienda la sede de la CUP».

Por último, Mireia Boya, diputada de la CUP en el Parlament, emplazó a resistir en los días que quedan para votar: «Lo único que nos queda es que los consellers nos digan que el domingo, aunque ellos estén todos en la cárcel, vayamos a votar»

Temas

Comentarios

Lea También