Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Judicial

La juez permitirá a Iqoxe acceder a la zona cero de la explosión el 1 de junio

La magistrada del Juzgado de Instrucción 1 levanta las restricciones para entrar a la planta que explotó el 14 de enero

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen de la explosión del pasado 14 de enero en la planta de la empresa situada en el polígono químico sur, en La Canonja. FOTO: PERE FERRÉ

Imagen de la explosión del pasado 14 de enero en la planta de la empresa situada en el polígono químico sur, en La Canonja. FOTO: PERE FERRÉ

La magistrada del Juzgado de Instrucción número 1 de Tarragona permitirá a Iqoxe acceder a partir del próximo 1 de junio a la zona cero de la planta que explotó el pasado 14 de enero. 129 días después del trágico accidente que acabó con la vida de tres personas, dos de las cuales se encontraban en la factoría del polígono químico sur y otra en su residencia del barrio de Torreforta –a más de 2 kilómetros de distancia–, ahora la juez da vía libre para que, como máximo en diez días, los responsables de la compañía puedan entrar a las instalaciones que producían derivados de óxido de etileno con metanol. Esto sí, pese a ello, la juez mantiene el secreto de sumario.

Así lo asegura la juez Sofía Beltrán en un auto firmado el pasado miércoles, al que ha tenido acceso el Diari. En su resolución, la magistrada acepta la doble solicitud realizada los pasados 30 de marzo y 9 de abril por parte de la compañía para poder acceder a la zona cero para realizar «las labores de desescombro y desmantelamiento de la estructura», en una petición que fue rechazada por la Fiscalía. Ahora, sin embargo, la juez considera «inaplazable» el levantamiento de la prohibición de acceso, ya que dicha prohibición era «cautelar», adoptada «en el curso de una investigación judicial que puede afectar a la actividad de la empresa».

La juez permitirá el acceso porque Iqoxe alegó que existe «un riesgo derivado del estado de la infraestructura» si bien en el escrito se cita un informe pericial en el que se afirma que dicha posibilidad es «mínima». La magistrada se decanta por acelerar la reapertura «ante la necesidad de que la intervención judicial dure el tiempo imprescindible para la práctica de las investigaciones que afectan a la causa». En el escrito, Sofía Beltrán reconoce que «la tramitación de este proceso se ha visto gravemente alterada por la emergencia sanitaria», y revela que «la Policía Judicial ha avanzado en la conclusión de los trabajos de la zona cero», quedando solo pendientes «diligencias de reconocimiento que se llevarán a cabo antes de final del mes de mayo».

Por ello, la magistrada fija el 1 de junio como la fecha máxima para el «alzamiento de la restricción judicial», de forma que a partir de ese día la compañía «puede realizar los trabajos de desmantelamiento de la zona». La juez autoriza ahora a los Mossos d’Esquadra «a acceder» a la planta accidentada, con el fin de que, en diez días, Iqoxe puede iniciar «las labores que la empresa entienda necesarias para el aseguramiento de la zona», siempre que «tenga los permisos y autorizaciones administrativas pertinentes».

Un año sin actividad

Fuentes de Iqoxe se mostraron ayer «satisfechas» por la «resolución positiva» de la juez pero, a su vez, lamentaron que «durante cuatro meses y medio no se haya podido trabajar en la zona afectada por el accidente para proceder tanto a la investigación de lo ocurrido como para realizar las tareas de desescombro y análisis de las instalaciones dañadas». El retraso en la autorización judicial para entrar en la zona supone, a juicio de la compañía, «un alargamiento del proceso de reconstrucción de las instalaciones afectadas que, si la Generalitat concede los permisos necesarios, no recuperarán la normalidad productiva antes de un año».

«La apertura de la zona afectada permitirá finalizar la investigación independiente encargada por Iqoxe al Institut Químic de Sarrià (IQS) para intentar determinar las causas del accidente del pasado 14 de enero», se afirmó finalmente ayer desde Iqoxe.

Temas

Comentarios

Lea También