La jueza investiga posibles presiones a los trabajadores de Iqoxe

El sumario revela la sospecha de la jueza sobre una «política» para reducir costes de personal que la empresa niega

EFE

Whatsapp
La jueza investiga posibles presiones a los trabajadores de Iqoxe

La jueza investiga posibles presiones a los trabajadores de Iqoxe

El sumario por la explosión mortal del 14 de enero del 2020 en Iqoxe concentra múltiples indicios de deficiencias en la seguridad, según ha podido saber EFE. La investigación suma cerca de 6.000 páginas y las conclusiones provisionales apuntan a los delitos de imprudencia grave con resultado de muerte, lesiones, daños y contra el derecho de los trabajadores.

Según se indica en los documentos judiciales, el informe de los Bombers de la Generalitat consignó una «lamentable colaboración» de la empresa; falta de información de los productos y riesgo del llamado efecto dominó –accidentes en cadena con las químicas vecinas– y, de hecho, muchas recibieron metralla de la explosión, que iba de los 200 gramos a los 200 kilos.

Las declaraciones de los trabajadores contenidas en el sumario reflejan un ambiente laboral de presión, en el que uno de los directivos «preguntaba cada día cuánto habían ganado el día anterior en euros» y los operadores «aprovechaban el tiempo de la reacción para ir al lavabo o a comer». También se recoge que, en diciembre del 2019, Iqoxe despidió a seis trabajadores eventuales, casi todos de la planta de derivados, con lo que se redujo un empleado por turno y, en protesta, se hizo un paro de 24 horas.

Iqoxe contaba con un bombero privado (subcontratado) por turno y, entre sus tareas, constaba «llevar muestras en una caja de verduras al laboratorio» o «repartir las cestas de navidad» y «lloviera o nevara, ir a dar los buenos días a los directores». Los bomberos privados también relatan que iban «en una furgoneta porque el camión estaba estropeado», entre otras carencias de material. El personal subcontratado también expone que la empresa gastaba «lo mínimo» y que apreciaban muchas diferencias con otros clientes de la química, que aplicaban medidas más rigurosas.

«Cumplimos con la seguridad»

Iqoxe defiende «cumplir con todas las medidas de seguridad, tal y como confirman las inspecciones y auditorías realizadas por las distintas administraciones de la Generalitat». Además, «la plantilla está por encima de lo que establecía el convenio colectivo y en el momento del accidente el personal presente era también superior y con una experiencia contrastada». En cuanto a la producción, las ratios de funcionamiento durante 2019 «fueron los menores de los últimos 5 años, también menores que el 2018 y todas las producciones se encontraban por debajo de las autorizaciones», señala Iqoxe. En cuanto al mantenimiento, desde 2014 la firma indica «haber realizado un esfuerzo constante de mejoras en este ámbito basado en la substitución de productos de bajo valor añadido por productos de mayor calidad».

«En la causa no hay ningún documento que establezca que ha habido imprudencias o dejadez por parte de la empresa», destaca finalmente la compañía sobre las informaciones aparecidas sobre el sumario de la investigación.

Comentarios

Lea También