Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La llegada de la gripe agrava el colapso en las Urgencias

Los sindicatos del Hospital Joan XXIII aseguran que, de momento, la incidencia del virus es baja, pero la unidad continua saturada

C.Pomerol / Agencias

Whatsapp
El pasado 2 de diciembre, la sala de espera de las Urgencias de Joan XXIII estuvieron más llenas que nunca.  FOTO: Pere Ferré

El pasado 2 de diciembre, la sala de espera de las Urgencias de Joan XXIII estuvieron más llenas que nunca. FOTO: Pere Ferré

Ya hace días que en las urgencias de los hospitales y en los CAP acuden pacientes con gripe. Pero hasta hoy no es considerada una epidemia en Catalunya. La tasa de gripe se ha triplicado en la última semana, situándose en los 248 casos por cada 100.000 habitantes, lo que ha empeorado la situación de colapso en las urgencias. El personal del Hospital Joan XXIII asegura que, hoy, la unidad continua saturada, pero no más que el resto de semana. 

Los indicadores muestran que la actividad gripal en Catalunya presenta un nivel que corresponde con la actividad gripal habitual, pero es importante destacar que la tasa de incidencia de la gripe presenta un marcado incremento en el grupo de 0 a 4 años –905 casos por 100.000 habitantes–, y de 5 a 14 años –417–. En los adultos, la tasa se mantiene estable. 

Más datos para entender la situación. Durante la semana del 25 al 31 de diciembre, los profesionales sanitarios atendieron un total de 85.982 urgencias, de las cuales 8.705 han acabado con ingreso hospitalario. Respecto a la semana anterior se incrementó en 13.788 urgencias, y en comparación con la misma semana del año 2016, se ha incrementado un 14,6 la actividad urgente.

La situación ha obligado al Departament de Salut a activar sus planes de contingencia, previstos para dar respuesta a la presión asistencial, tanto de las urgencias como de los CAP, que también están sufriendo colapsos estos días. El objetivo final de estas acciones es ajustar mejor la atención al paciente para conseguir que la ciudadanía sea atendida en el dispositivo más adecuado. Se trata de abrir plantas y habitaciones en los hospitales, incrementar el número de ingresos y reforzar el personal.

Esta es la teoría, pero a la práctica la solución no es tan idílica. A finales de diciembre, las urgencias se empezaron a colapsar y, con la llegada de la gripe, la situación ha empeorado.

Sindicatos y partidos

Por su lado, los sindicatos Metges de Catalunya y CCOO denunciaron «la extrema angustia» de los profesionales de la salud por la saturación de las urgencias en hospitales y CAP, que en algunos casos han superado las 100 visitas por turno de los médicos de cabecera, en una situación que definen como «insostenible». Los sindicatos aseguran que no solamente se trata de ofrecer un servicio al paciente, «sino de hacerlo con dignidad». 

Por otra parte, el PSC también ha criticado que la situación de colapso era «previsible y se podría haber evitado». La formación lamenta que «el plan de urgencias que se anunció desde la conselleria no existe en realidad», asegura la diputada del PSC, Assumpta Escarp, quien añade que «es evidente que la sanidad catalana necesita más recursos y más control, pero también más eficacia y voluntad política».

Temas

Comentarios

Lea También