La llegada de los patinetes de alquiler a TGN supondrá la creación de mil plazas de aparcamiento

El Ayuntamiento confirma que en las próximas semanas empezará su instalación y a partir de ahí las primeras empresas podrán operar

NÚRIA RIU

Whatsapp
Los patinetes están obligados a circular por la calzada. FOTO: PERE FERRÉ

Los patinetes están obligados a circular por la calzada. FOTO: PERE FERRÉ

Tarragona se prepara para la llegada de las dos primeras empresas que ofrecerán el alquiler de vehículos de movilidad personal (VMP). Y, en un primer momento, esto pasa por la creación de unas plazas de aparcamiento, que podrán ser utilizadas tanto para los patinetes como para las bicicletas. Es uno de los acuerdos que estableció el Ayuntamiento de Tarragona, en las negociaciones con las compañías interesadas, que esperan poder empezar a operar tan buen punto la infraestructura esté preparada.

Si bien se espera que finalmente acaben siendo tres las empresas que acaben instalándose, en un primer momento lo harán dos: Bird y Reby. Cada una de estas podrá tener un máximo de 500 unidades, de forma que la cifra de plazas que se habilitarán en esta fase inicial será de mil. Esto son cincuenta baterías de diez aros cada una, de manera que en cada una de estas tendrá capacidad para veinte vehículos de movilidad sostenible.

El concejal de Mobilitat del Ayuntamiento de Tarragona, Xavier Puig, confirma que «ya tenemos las ubicaciones». Se situarán tanto en el centro como en los barrios y se ha priorizado que estén cerca de equipamientos estratégicos que son «generadores de movilidad». Es el caso de los centros educativos, la universidad o las estaciones de tren y de autobuses.

Menos plazas para los coches

Otra cuestión que se ha hablado con las empresas es que los aros tendrán que instalarse en la calzada y no en las aceras. «No queremos que esto vaya en detrimento de los viandantes sino de algunas plazas de aparcamiento en espacios muy concurridos», apuntaba el edil republicano. Asimismo, se ha definido que estas estructuras preferentemente se ubiquen antes de los pasos de peatones. «Así facilitamos la visibilidad tanto de los viandantes como de los vehículos y buscamos incrementar la seguridad en los pasos de peatones», argumentaba Puig.

El Consistorio confirma que los trabajos de instalación de los nuevos aparcamientos empezará «durante este mes de noviembre» y que serán estas empresas las que se harán cargo de la inversión, aunque posteriormente estos espacios pasarán a ser públicos, de forma que también podrán utilizarlos los particulares que ya son usuarios de estas modalidades de transporte.

La llegada de este servicio estaba prevista para después del verano, a partir de la entrada en vigor de la nueva Ordenança de Convivència, que fue el pasado 14 de septiembre. El responsable del Àrea de Territori explica que esta demora ha sido fruto de «los problemas para encontrar el suministro de materiales».

La nueva ordenanza suponía el arranque del proyecto Ciutat 30 y la obligatoriedad de que los patinetes tengan que circular por la calzada. «Ahora es el momento adecuado para acceder a este tipo de movilidad, ya que estimulará cambios en mucha gente», defendía el responsable municipal.

Temas

Comentarios

Lea También