Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La lucha de un bar de Bonavista llega a las puertas del Ayuntamiento

Juan Antonio Heredia, propietario del Bar Cafeteria Los Pilares, denuncia que su local queda oculto por las paradas y furgonetas del mercadillo de los domingos

Carla Pomerol

Whatsapp
Juan Antonio Heredia se ha manifestado esta mañana en el Ayuntamiento.

Juan Antonio Heredia se ha manifestado esta mañana en el Ayuntamiento.

Juan Antonio Heredia, propietario del Bar Cafeteria Los Pilares de Bonavista, lleva más de un año y medio denunciando que el mercadillo de los domingos no cumple la normativa. Las paradas de mercadillo se colocan muy cerca de su bar, tan cerca que apenas se puede apreciar la entrada al local. Después de una larga lucha con el Ayuntamiento y con Espimsa, Heredia, sin paciencia ya, ha decidido manifestarse esta mañana en las puertas del Ayuntamiento, con una pancarta de tres metros que ponía Bonavista también existe alcalde. ¿Para cuando una solución?

Heredia ha lamentado que ni el Consistorio ni Espimsa responden a sus reivindicaciones, que pasan por separar las furgonetas y paradas del mercadillo de la fachada de su bar. Además, la basura se reúne muy cerca del local, cosa que dificulta la entrada de los clientes, según explica Heredia, quien añade que "me he enterado que el nuevo plan de autoprotección de Espimsa tampoco soluciona mi problema y no contempla dejar libre el vial que separa el bar de las paradas. Solamente prevé dejar libre los accesos al mercadillo desde otras calles".

Mercadillo Bonavista
Plano general del mercadillo de Bonavista.

De hecho, en el mapa que la empresa municipal tiene colgado en su página web, se observa que entre el bar y el mercadillo tiene que haber una separación considerable. Pero en realidad,la cosa no es así. Las furgonetas y paradas están totalmente pegadas a la fachada del bar de Heredia. "Por algún motivo, no quieren ni hacerme caso ni aplicar la normativa", asegura el afectado, quien asegura que el alcalde "es totalmente invisible, porque nunca se ha dignado a recibirme ni a escucharme".

El mapa de Espimsa reconoce que debe haber una separación entre la fachada y las furgonetas.

Heredia, incluso, acudió al Síndic de Greuges, «después de que el Ayuntamiento me dijera que sólo era un problema artificioso creado por mí», explica al propietario. Según Heredia, el mercadillo de Bonavista no cumple tampoco lo que marca el Decreto 30/2015 del 3 de marzo, que habla sobre los planes de autoprotección y que obliga a contar con un servicio de ambulancias, "y en el mercadillo de Bonavista no está nunca», asegura Heredia, quien añade que «la normativa de los Bombers contempla que tiene que haber una distancia mínima de cinco metros entre los puestos y las fachadas, por si tuviera que acceder un vehículo de emergencias. El día que pase alguna cosa, no sé cómo trabajarán. Hay muy poco espacio entre los puestos".

Las furgonetas están pegadas al local.

Algunos de los otros temas que preocupan algunos de los vecinos de la zona es que las estructuras de las paradas no cumplen las medidas exigidas por la normativa, que hay muchos marchantes sin la tarjeta acreditativa y que hay robos e inseguridad. Por su parte, el propietario del Bar Cafeteria Los Pilares asegura que "aunque, en privado, los políticos reconocen que existe un problema, después no actúan consecuentemente, por eso he optado por dirigirme a la prensa". Heredia asegura que ha comunicado la situación a la asociación de vecinos, "pero tampoco hacen nada".

 

 

Temas

Comentarios

Lea También