Más de Tarragona

La mano del maletero y el cuerpo en el canal del Ebre serían de la misma persona

Descuartizaron el cadáver en Tarragona y cuando se deshicieron de este en Sant Jaume d’Enveja olvidaron la extremidad en el coche 

Gerard Cañellas

Whatsapp
Imagen del chalé donde se consumó el asesinato.

Imagen del chalé donde se consumó el asesinato.

El cuerpo sin vida y con signos de violencia de un hombre encontrado en el canal de la derecha del Ebre en Sant Jaume d’Enveja (Montsià) podría ser el del hombre asesinado en Tarragona la semana pasada. Tal como avanzó ayer el Diari, fue el domingo por la mañana cuando el juzgado de instrucción número 2 de Tarragona en funciones de guardia decretó prisión incomunicada y sin fianza para tres personas implicadas en el homicidio. Las mismas que ocupaban el vehículo cuando la Guàrdia Urbana de Tarragona encontró la mano de la víctima en el maletero. Las investigaciones siguen bajo secreto de sumario. 


Según ha podido saber el Diari, el asesinato se produjo en el chalé del Camí de Viladegats, entre el centro y Sant Pere y Sant Pau, durante la semana pasada. De hecho, parece ser que cuando los Mossos fueron a investigar el domicilio ya el jueves por la noche encontraron una de las habitaciones con rastros de sangre de la víctima, de origen marroquí. No obstante, no fue en la vivienda donde encontraron el cadáver. Los implicados, de nacionalidad española, habrían decidido trasladar el cuerpo hasta el sur de Cataluña y todo apunta a que el que fue encontrado el sábado en el canal de la derecha del Ebre, en Sant Jaume d’Enveja, era el de la misma persona. Eran las 13.45 horas de la tarde cuando agentes del área de investigación criminal de los Mossos localizaron en el interior del canal el cuerpo sin vida y con signos de violencia de un hombre. En este sentido, todo indica que, una vez detenidos, los implicados revelaron la ubicación donde se habían deshecho del cadáver.

Habría sido el jueves de la semana pasada. Una vez asesinado lo descuartizaron y lo tiraron al canal, pero se dejaron la mano dentro de una bolsa en el maletero del coche. Al volver a Tarragona, los autores del asesinato cometieron una infracción con el coche. El conductor circuló en dirección contraria por una calle cercana al CAP Jaume I y fue avistado por agentes de la Guàrdia Urbana. Pararon el vehículo e identificaron a los ocupantes. Vieron que tenían antecedentes y decidieron registrar el coche. Al abrir el maletero encontraron la mano dentro de una bolsa. Algunos testigos aseguran que en el momento que los agentes cogieron la bolsa, la mano cayó al suelo y la llegaron a ver.


A partir de ese momento, los Mossos se hicieron cargo del caso y detuvieron a los ocupantes del vehículo. Ya esa misma noche y durante el viernes y parte del sábado registraron el domicilio de los implicados, situado en el Camí de Viladegats. Durante la investigación encontraron una habitación con restos de sangre en el suelo, el lugar en el que habrían consumado el asesinato. 

Las tres personas pasaron a disposición judicial el domingo y la misma mañana el juez decretó prisión incomunicada y sin fianza para los principales autores de los hechos. Por otro lado, no se descarta la detención de otras personas implicadas. 

Temas

Comentarios

Lea También