Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La mitad de casos de gripe en Tarragona son del tipo A que irrumpió en 2009

En Joan XXIII hay 4 pacientes con gripe en la UCI, 3 de ellos por el virus A. En Santa Tecla hay uno. Los especialistas aclaran que este tipo ya circula cada año y que lo mejor es vacunarse

Norián Muñoz

Whatsapp
Igual que el frío y el mal tiempo, este año la gripe también llegó con retraso. Foto: Lluís Milián

Igual que el frío y el mal tiempo, este año la gripe también llegó con retraso. Foto: Lluís Milián

La pandemia de gripe de 2009 dejó en la mente de muchos un nombre que será difícil de olvidar: el del virus de la gripe A del subtipo H1N1. Tal vez por ello saber que en hospitales tarraconenses hay pacientes ingresados justamente con este virus crea cierta inquietud. En concreto, en Joan XXIIIhay 3 por este tipo y uno por gripe B. En Santa Tecla hay uno.

Pero basta con hablar con los especialistas para ver que la situación actual dista mucho de la de entonces. Anna Martínez, jefa de la sección de control epidemiológico del Departament de Salut, explica que lo que sucedió en 2009 es que hubo un cambio mayor en la cepa del virus A (que ya circulaba). Ese cambio, pues, fue lo que causó la pandemia en todo el mundo.

Pero una vez que el virus comienza a circular llega para quedarse, explica, por lo que la población, naturalmente, comienza a desarrollar cierta inmunización. Recuerda, además, que la vacuna antigripal de esta temporada es efectiva contra este virus.

Lo habitual, explica, es que cada año circulen a la vez o alternadamente virus del tipo A, B o C. Apunta que el año pasado, por ejemplo, circuló otro subtipo de gripe A, el H3N2 y hubo más ingresos totales de los que se están registrando este año.

Señala que el pico de la epidemia (más de 106,5 casos por 100.000 habitantes) pudo alcanzarse la semana pasada, por lo que cabe esperar que el número de casos a partir de ahora vaya a la baja.

Según el informe periódico que publica el Departament de Salut, se calcula que en el Camp de Tarragona había 264,61 casos de gripe por cada 100.000 habitantes en la última semana estudiada, la del 29 de febrero al 6 de marzo. El mismo estudio predecía que para la semana actual en la región se bajaría hasta los 176,55 casos.

En el mismo informe se explicaba, por ejemplo, que entre las pruebas que toman los ‘médicos centinela’ en algunos centros de salud, el 50,2% de los casos estudiados desde el inicio de la temporada de gripe son del tipo A, 48,3% del B y 1,5% del C.

‘Ya no nos pilla por sorpresa’

Alejandro Rodríguez, médico Adjunto del Servicio de Medicina Intensiva del Hospital Joan XXIII, apunta, no obstante, que el subtipo H1N1 sí que causa más problemas respiratorios y que este año entre los pacientes que requieren ser ingresados el 80% tiene gripe A.

Otra de las características de este tipo es que puede afectar a personas más jóvenes y el 30% de los pacientes no tiene factores de riesgo conocidos.

Eso sí, tranquiliza, la gran mayoría de los pacientes evoluciona bien y este subtipo del virus no es necesariamente más mortal que el resto.

Explica Rodríguez que este tipo de gripe ya no les resulta desconocido. De hecho, el equipo de Joan XXIIIha realizado una veintena de publicaciones en revistas científicas relacionadas con el virus desde su irrupción en 2009. Han encontrado, por ejemplo, la predisposición de obesos y embarazadas a presentar complicaciones, aunque su pronóstico no es necesariamente peor que el de otros pacientes.

«Lo vivimos con menos angustia, ya no nos agarra desprevenidos, sabemos cómo funciona, que dura aproximadamente una semana y cómo tratarla», explica.

Por otra parte, apuntan desde el hospital que este invierno ha habido menos problemas en el servicio de urgencias por la gripe, un momento del año habitualmente crítico en este servicio. Lo atribuyen a que se ha abierto una planta de ‘preingreso’, lo que ha dejado más espacio para atender en los boxes de urgencias.

Por su parte, el doctor Xavier Oliach, director del Hospital de Sant Pau i Santa Tecla, explica que la gripe ha llegado más tarde que en otros años y los casos se han concentrado sobre todo a finales de febrero y principios de marzo, a diferencia de años anteriores, cuando había un ‘goteo’.

Esto, explica, ha hecho aumentar la presión en el servicio de urgencias, una presión que, prevé, se mantendrá lo que queda de esta semana.

En este hospital también hay una paciente ingresada en la UCI, pero coincide en que la presencia del virus A H1N1 ya se vive con absoluta normalidad por parte de los profesionales.

Insistir en la vacuna

El mensaje principal, aseguran los especialistas, es insistir en la vacunación, especialmente entre los grupos de riesgo.

Recuerda Rodríguez que el nivel de protección de pacientes y de médicos y enfermeras todavía es bajo. De hecho, según los datos de Salut, en Catalunya se inmunizaron la temporada pasada el 53% de los pacientes mayores de 60 años, un 25% de las personas con otras patologías, y un 19,3% del personal sanitario.

Y esto se refleja, cómo no, en los casos mas graves. De hecho, de la quincena de casos que han pasado este año por la UCI de Joan XXIII, sólo uno de los pacientes tenía la vacuna. A nivel de Catalunya las cifras van en el mismo sentido: el 81% de los ingresados más graves no estaba vacunado.

Rodríguez asegura que es un campo en el que queda mucho margen de mejora y relata, por ejemplo, que en enero pasado debió hacer una residencia en un hospital de Estados Unidos y era condición inapelable estar vacunado de la gripe para poder entrar.

Recuerda, además, que la vacunación debe realizarse cuando comienza la campaña, en octubre, para que el organismo pueda desarrollar la inmunidad, algo para lo que se necesitan unos 15 ó 20 días.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También