Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La mitad de las multas de basura en Tarragona son por dejarla fuera del contenedor

Mientras en la zona centro destacan los establecimientos, en la Part Alta ganan los casos de residuos domésticos
Whatsapp
Estampas como esta no son muy frecuentes, pero a veces se da, principalmente en los contenedores soterrados. Foto: Lluís Milián

Estampas como esta no son muy frecuentes, pero a veces se da, principalmente en los contenedores soterrados. Foto: Lluís Milián

Un total de 639 ciudadanos de Tarragona fueron avisados el año pasado de que la gestión de sus residuos no era la correcta –541 casos por recordatorio del servicio de recogida de residuos y 98 por avisos a presuntos infractores–, mientras que los agentes de la Guàrdia Urbana tramitaron 71 sanciones por haber realizado actos incívicos en referencia a temas relacionados con la basura y limpieza pública. La mayor parte de las multas corresponden a dejar la basura fuera de los contenedores, seguido por abandonarla en plena vía pública.

De las sanciones, 36 son de infractores comerciales –establecimientos–, las otras 35 son de basura doméstica. Por zonas destaca el centro con 34 multas –24 comercial y 10 doméstica–, seguida por la Part Alta con 23 –siete comercial y 16 doméstica–, y Torreforta con cuatro –tres comercial y una doméstica–. En la Vall de l’Arrabassada se impusieron cinco por doméstica, una en La Móra, otra en Boscos y una en la Urbanització Pedrol, mientras que en Les Gavarres se puso una por basura comercial.

Prácticamente la mitad de las multas –en concreto 38– son por dejar las  bolsas de basura y cartones fuera de los contenedores, 21 por abandonar la basura en la vía pública, tres por bolsas de basura dentro de las papeleras de la vía pública, tres por residuos fuera de las papeleras móviles de la Part Alta, dos por vertido de residuos varios en un solar, una por muebles abandonados en la calle, uno por no hacer la recogida selectiva de forma correcta (envases dentro del contenedor de orgánica), uno por verter residuos varios dentro del contenedor de poda y uno por colgar carteles en el mobiliario urbano.

Campaña informativa

Durante el 2014, el Departament de Neteja Pública del Ayuntamiento de Tarragona y la Unitat de Medi Ambient (UMA) de la Guàrdia Urbana continuaron con la campaña informativa y sancionadora iniciada en agosto de 2012. El objetivo era disminuir los actos incívicos relacionados con la limpieza viaria, recogida de residuos y salubridad pública, como por ejemplo residuos dejados fuera de los contenedores o muebles abandonados en cualquier punto de la ciudad fuera del servicio de recogida programado.

Si bien en el 2013 se consideró muy positivo ya que se consiguió reducir, en gran medida, la cantidad de residuos incontrolados (no depositados en su lugar por incivismo), durante el 2014 se vio un estancamiento en esta cantidad de residuos. Desde el inicio de la campaña y hasta diciembre de 2013, la cantidad de residuos incontrolados en la Part Alta había pasado de 2.000 kilos diarios a 300 y, en el resto de la ciudad, de 10.000 a 6.000.

Durante el 2014, se observó que, a pesar de continuar con la campaña informativa y sancionada, no se consiguió reducir notoriamente esta cantidad de residuos. En algunas épocas del año las cantidades tienden a disminuir pero en otras –especialmente en fiestas– continúan igual.

La novedad del 2014 fue el seguimiento por parte de la Guàrdia Urbana, en diferentes franjas horarias y días de la semana, de varios puntos de vertido de residuos de las calles Trinquet Vell, La Nau, Destral, Vilaroma, Sant Domènech, Riudecols, Cavallers, Calderers, Cuirateries, etc, que son los más problemáticos del Casc Antic. El trabajo de seguimiento lo han realizado agentes de paisano de la Unitat de Medi Ambient de la Guàrdia Urbana y el equipo de información ambiental del Departament de Neteja Pública.

Reorganizar servicios

Las mejoras que se obtienen de la campaña sirven para poder reorganizar los servicios de limpieza y poder incidir en las zonas de la ciudad donde todavía no se han alcanzado los objetivos de mejora del incivismo.

Durante el presente año se comenzará a incidir en intentar mejorar la recogida selectiva, tanto a nivel doméstico como comercial. Para ello se harán los pertinentes avisos personalizados a las personas que se haya detectado que no han separado correctamente sus residuos.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También