Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La mitad de los intentos de nidificar de la tortuga boba en Catalunya fracasa

La Generalitat ha iniciado una campaña de sensibilización para que los usuarios de las playas no entorpezcan el proceso de cría

Diari de Tarragona

Whatsapp
Un ejemplar de tortuga boba regresando a su medio natural. Foto: Pere Ferré

Un ejemplar de tortuga boba regresando a su medio natural. Foto: Pere Ferré

Desde 1972, coincidiendo con el calentamiento del agua marina por el cambio climático, en las playas de Catalunya han registrado 10 intentos de cría de tortuga boba, pero sólo 5 han evolucionado con éxito. La reproducción de esta especie en peligro de extinción se produce entre los meses de junio y septiembre, cuando hay más turistas y bañistas en las playas. Por este motivo, la Generalitat ha iniciado una campaña de sensibilización para que los usuarios de las playas no entorpezcan el proceso de cría si se encuentran con ejemplares de estas tortugas. Además de llamar al 112, si se detecta una tortuga o el rastro de un nido se debe evitar llamar, tocar el animal, tomar fotografías con flash o acercarse a menos de 7 metros. 

Las directrices son no molestar al animal, no gritar ni acercarse a menos de siete metros

La Xarxa de Rescat de Fauna Marina, la Fundació CRAM y el Ayuntamiento de Tarragona hicieron ayer una jornada informativa y una clase práctica en la playa de la Arrabassada. Allí la Xarxa de Rescat de Fauna Marina advirtió de que la mitad de los intentos de nidificación de tortuga boba en las playas catalanas fracasó a consecuencia del contacto con humanos. Tras dos intentos de cría en 1972 y en 1990 en la comarca del Montsià, fue a partir de 2006 cuando se empezaron a detectar intentos de cría de esta especie en peligro de extinción de manera más regular en las costas catalanas. 

La Generalitat tiene en marcha una campaña informativa para acabar con comportamientos incívicos ante la detección de ejemplares y nidos de esta especie protegida ya que las altas temperaturas del agua hacen prever más puestas durante las próximas semanas en Catalunya. Las directrices son no molestar al animal, no tocarlo, no gritar ni hacer ruidos o luces, no fumar, no acercarse a menos de 7 metros, no hacer fotografías con flash y no pisar el rastro , si se detecta.

Temas

Comentarios

Lea También