La mitad de tarraconenses ya están inmunizados por completo

Las 9.300 dosis al día en la provincia en julio, todo un récord de la campaña, permiten llegar al 51% de población protegida. Hay dudas sobre que el 70% otorgue la cobertura de rebaño 

Raúl Cosano

Whatsapp
Vacunación durante estos días en el Palau d'Esports de la Anella Mediterrània de Camplcar. Foto: Salut

Vacunación durante estos días en el Palau d'Esports de la Anella Mediterrània de Camplcar. Foto: Salut

Tarragona ha alcanzado un momento clave de la campaña de vacunación. Seis y medio después de empezar, por fin ha hollado ese hito de tener a más de la mitad de la población con la pauta completa, esto es, con la inmunidad conseguida o a punto de generarla en cuestión de días. En concreto, hay un 51% de todos los habitantes que, o bien tienen dos dosis, o bien se han inoculado con Janssen, de una sola toma. Casi el 60% goza de una dosis, según los registros de Salut, mientras que las coberturas son mayores cuando se atiende a la población diana que tiene programado vacunarse, esto es, los mayores de 16 años. En ese caso, las primeras dosis cubren al 70,4% de los tarraconenses y la pauta completa al 60,6%. 

La provincia se acerca, pues, a ese 70% que hasta hace poco era algo así como la cifra mágica para la inmunidad de rebaño y la puerta a la normalidad. Sin embargo, con el impacto de la variante Delta, más contagiosa, y con la explosión de positivos de la quinta ola, que han hecho desbordar la situación, cada hay más dudas sobre si ese porcentaje será suficiente. «Tenemos que reducir la velocidad de contagio por lo menos a valores ligeramente por encima de uno», decía esta semana el epidemiólogo y catedrático de la URV Àlex Arenas, y a partir de ahí continuar con la inmunización. «Ahora no sabemos qué porcentaje de vacunación será necesario para controlar la pandemia», cuenta Arenas, que califica la situación de «grave» y advierte de más complicaciones: «Estamos ante un problema global y no local. Eso quiere decir que incluso vacunando a toda la población de Catalunya, con una interacción ten elevadísima, habrá riesgo, porque si hay infecciones existirán posibilidades de mutación. Estas vacunas son extraordinarias pero su eficacia padecerá una pequeña pérdida y habrá que hacer frente a un 20% de los vacunados que podrán transmitir». De ahí que el Govern, consciente de que los pinchazos no bastan para parar el descontrol de contagios, haya aplicado restricciones como el toque de queda nocturno. 

Acelerón con los jóvenes
En los últimos días, el esprint ha sido importante en los grupos jóvenes, en las franjas de 16 a 19 o de 20 a 29, si bien también se ha avanzado en las segundas dosis a treintañeros. La afluencia de personas al Palau d’Esports de la Anella, el epicentro de la vacunación contra la Covid-19, es un buen síntoma de esta tendencia. 

El progreso en esta gesta sanitaria viene dado por dos meses que están siendo claves, como son junio y julio. El mes pasado Tarragona alcanzó una media de 8.605 vacunas puestas al día, un 49% más en comparación con mayo, cuando ya se logró un incremento importante en relación sobre todo a unos tres primeros meses en los que las dosis que llegaron fueron insuficientes. Pero en este mes de julio el ritmo es todavía más alto: en los primeros 17 días se han puesto 158.357 dosis, a razón de más de 9.300 en cada jornada, todo un récord. Incluso ha habido puntas de más de 13.000 vacunas puestas en solo 24 horas. Se ha pinchado una media de 2.800 primeras dosis al día y de 6.460 segundas, aproximadamente. 

El alcance del antídoto no es homogéneo en el territorio. Las Terres de l’Ebre, menos pobladas, siguen por delante prácticamente desde el principio, con un 54,3% de ciudadanos que disfrutan de la pauta completa, frente al 50% del Camp de Tarragona. 

Temas

Comentarios

Lea También