Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La modelo de Tarragona Natasha Mancuso participa en el programa 'First dates'

Tomó parte en el especial 'Los ricos también aman'

Raúl Cosano

Whatsapp
La tarraconense Natasha, en su presentación en el programa de Cuatro.

La tarraconense Natasha, en su presentación en el programa de Cuatro.

Uno de los programas televisivos de más éxito en esta temporada volvió a contar con una aportación tarraconense. 'First dates', el espacio de citas a ciegas que se ha popularizado en Cuatro, contó con la asistencia de Natasha Mancuso, una modelo y 'hostess' de discoteca de 19 años. El formato, que ha alcanzado altas cotas de audiencia, consiste en que dos personas que no se conocen cenen juntas ante las cámaras y departan para explorar sus opciones de acabar siendo pareja.

Natasha participó en un especial del programa llamado 'menú gourmet, los ricos también lloran', que se emitió el sábado por la noche. A él acudieron comensales con cierto nivel y poder adquisitivo en busca del amor. En su caso, Natasha fue emparejada con Joel, un joven de Cervera (Lleida) que se definía como modelo y estilista. Joel entró al restaurante luciendo un vistoso sombrero y reconocía: "Me gustan las joyas y el mundo de la moda. Considero que visto como un caballero porque voy elegante, acorde siempre con el protocolo". El ilerdense se jactó de codearse con modelos 'top' y de moverse a su antojo en el mundo de la moda. 

Natasha, una modelo de sesiones de fotos que intenta abrirse hueco en el sector, se presentó así ante las cámaras: "Mi trabajo consiste en encargarme de la gente VIP de la discoteca, es decir, traerles las botellas a sus mesas, enseñarles la sala. En la vida me gustaría ser modelo y azafata de vuelo, ya que me encanta aprender y viajar". La tarraconense admitía que dentro de su grupo de amigos era la que más invitaba, debido a que el resto no gozan de empleos de su mismo nivel o, directamente, están sin trabajo. 

Finalmente, el amor no triunfó entre esta pareja, que después de la cena admitió que no hubo feeling en el encuentro. A pesar de coincidir en algunos aspectos, ambos se reprocharon mutuamente falta de madurez, como inconveniente principal para no pactar una segunda cita más allá del programa. No hubo demasiado acuerdo ni complicidad, aunque sí cordialidad y buen rollo en una edición del programa donde mandó la elegancia y los invitados de alto status. 

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También