Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Tarragona

La moto de la URV, en una competición internacional

Con una velocidad máxima de 163 kilómetros por hora, consiguió el duodécimo puesto en una carrera con 25 participantes

Diari de Tarragona

Whatsapp
Los jóvenes que forman el equipo que ha impulsado esta moto.  FOTO: dt

Los jóvenes que forman el equipo que ha impulsado esta moto. FOTO: dt

Era la primera vez que el equipo de la URV, URVoltage Racing, participaba en la competición internacional MotoStudent en el circuito de Alcañiz, donde los estudiantes de la ETSE y la ETSEQ presentaron la moto eléctrica que han diseñado y construido durante los últimos meses. Y, si bien el equipo quedó en mitad de la  tabla de clasificación, el duodécimo lugar de 25, superó los hitos que se había marcado: superar las pruebas previas a la competición, en que se evaluaba el funcionamiento de la moto, y acabar la carrera con un tiempo razonable. Los integrantes también se mostraron satisfechos con la velocidad punta que logró la máquina en el segundo entrenamiento libre de domingo: 163 kilómetros por hora.

«Estoy convencido de que de aquí a unos años el equipo subirá al podio», asegura Víctor Barcelón, jefe del URVoltage Racing. En esta quinta edición de la competición MotoStudent, los equipos de la Universidad de Málaga, la Universidad Politécnica de Madrid y la Universidad de Bolonia fueron los que quedaron en primera, segunda y tercera posición, respectivamente. Barcelón destaca que el equipo de la URV fue de los pocos que superaron todas las pruebas de los días previos a la competición, en que el jurado evaluó la técnica y la mecánica de la moto a través de pruebas estáticas, dinámicas y administrativas. Esto les hace ser optimistas de cara al futuro porque «equipos que ahora están en el podio no superaron algunas de estas pruebas cuando empezaron a competir ya hace años».

El reto: mejorar las prestaciones de la moto y conseguir patrocinadores

«La sensación con la que hemos marchado, incluso siendo duodécimos, es irrepetible porque nosotros hemos hecho nacer el proyecto», valora Barcelón, que es miembro del equipo junto con los estudiantes Joel Macaya, David Álvarez, Judith Heras, Jordi Ramírez, Josep Guasch, Damià Vila, Sara García, Marina Budesca, Jaume Figuerola y Cristian Molina, con la tutorització de los profesores Lluís Guasch y José Luis Ramírez.

La base ya está establecida para los estudiantes que tomarán el relevo, de forma que podrán focalizarse en mejorar las prestaciones de la moto y conseguir más patrocinadores que les permitan implementar los cambios necesarios. De los integrantes actuales del URVoltage Racing, tres continúan sus estudios en la URV y asumirán la dirección del equipo, y el resto se encargarán ahora de la captación y selección de nuevos integrantes y de ayudarlos en lo que necesiten para la preparación de la competición del 2020. De hecho, explica Barcelón, «días antes de marchar a Alcañiz ya teníamos bastantes chicos y chicas interesados en continuar el proyecto». El relevo está asegurado.

MotoStudent International Competition es una competición automovilística que se celebra cada dos años en el circuito de Alcañiz, en la cual compiten equipos de estudiantes de todo el mundo. Tiene por objetivo que los estudiantes apliquen el conocimiento adquirido durante los años de estudios en un proyecto real, diseñando, desarrollando y fabricando una moto de carreras que se somete a la evaluación del jurado en los días previos a la competición y se pone a prueba con la propia carrera. 

Temas

Comentarios

Lea También