Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La mujer asesinada en La Pobla recibió más de diez puñaladas

Los Mossos interrogarán hoy al autor confeso antes de que mañana declare ante el Juzgado de Violencia Doméstica

Àngel Juanpere

Whatsapp
En el IES el Morell, donde estudia una hija de la víctima, se leyó un manifiesto y se guardó un minuto de silencio.  Foto: dt

En el IES el Morell, donde estudia una hija de la víctima, se leyó un manifiesto y se guardó un minuto de silencio. Foto: dt

Carmen Ginés, la vecina de La Pobla de Mafumet de 44 años que falleció asesinada el pasado sábado por la noche en su domicilio, recibió al menos diez puñaladas por parte del autor confeso de los hechos, su esposo, Francisco Javier M.M., de la misma edad. A medida que pasan las horas se van conociendo más datos de las circunstancias y sobre cómo se presume que ocurrieron los hechos. Y ello a la espera de que hoy los Mossos tomen declaración al detenido.

La pareja vivía desde hace aproximadamente tres años en el número 15 de la calle Reus de La Pobla de Mafumet. Francisco Javier y Carmen se casaron hace dos años por la vía civil en el ayuntamiento de su localidad, en una boda oficiada por el alcalde, Joan María Sardà, según recordaba ayer el propio edil. Ambos miembros de la pareja estaban divorciados. En el domicilio familiar vivía también la hija de ella, de 15 años, mientras que otra reside fuera. Ambas son fruto de su anterior matrimonio.

La agresión se produjo, según las primeras indagaciones, en la noche del sábado cuando la pareja se encontraba sola en el piso. El agresor cogió un pequeño cuchillo de cocina –que fue hallado– y se ensañó con la víctima en el lavabo de la vivienda.

A medianoche llegó al piso la hija de la mujer y preguntó dónde estaba su madre. La respuesta por parte de su padrastro fue que en el hospital junto con la persona que cuidaba. Y ambos se fueron a dormir.

A la mañana siguiente, el hombre agredió supuestamente a su hijastra y posteriormente se trasladó hasta la comisaría de Campclar de los Mossos d’Esquadra, donde manifestó que había matado a su mujer y se entregó, sin dar más explicaciones.

El detenido permaneció tranquilo durante la jornada de ayer en los calabozos de la comisaría de Campclar a la espera de que hoy los agentes del Àrea d’Investigació Criminal del Camp de Tarragona –que llevan la investigación– le tomen declaración. Antes habrán hecho lo mismo con las personas que pueden aportar algo de luz sobre el caso. Al respecto, se quiere saber de los familiares si había algún tipo de problema en la pareja y las posibles circunstancias –psicológicas, de drogas, etc– que hubieran podido llevar al hombre a cometer el crimen. Según las primeras impresiones, el detenido no tendría problemas psicológicos.

Los investigadores quieren saber de los vecinos del bloque si oyeron algún tipo de ruido o gritos la noche del sábado. El caso está bajo secreto de sumario.

Y mañana miércoles está previsto que el detenido pase a disposición del Juzgado de Violencia Doméstica, que se encargará de la instrucción del asunto, a pesar de que fue el Juzgado de Instrucción número 3 –que estaba de guardia– quien abrió diligencias previas el pasado domingo.

Carmen y Francisco Javier estaban apuntados a la bolsa de trabajo del Ayuntamiento ya que ambos están en paro. Ella, el próximo mes, había empezado en la Brigada Municipal, mientras que no había previsiones de fecha para él.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También