Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La nueva tarifa de los parkings de Tarragona genera dudas entre el comercio

Los comerciantes creen que la rebaja en los precios 'es un primer paso', pero piden 'más ambición'. Fernández (PP) afirma que la medida beneficiará a las visitas de media y larga duración

Octavi Saumell

Whatsapp
El párking de Lluís Companys es uno de los ocho que tiene nueva tarifa a partir de hoy. Foto: pere ferré

El párking de Lluís Companys es uno de los ocho que tiene nueva tarifa a partir de hoy. Foto: pere ferré

El nuevo precio de ocho aparcamientos municipales entra hoy en vigor generando dudas entre el sector comercial. A partir de este jueves, el coste máximo por dejar el vehículo en los aparcamientos Battestini, Estació d’Autobusos, Joan XXIII, Avinguda Catalunya, Rambla President Lluís Companys, Saavedra, Francesc Bastos y Torroja pasa a ser un 56% inferior: de 12,60 euros a 5,50.

Sin embargo, el precio por minuto pasa de un coste de 0,035 euros a 0,037, si bien partir de las dos horas y media (150 minutos) ya no se pagará más, situando el máximo en los 5,50 euros. Asimismo, se mantendrá la regulación de 0,60 euros por hora en horario nocturno, con un máximo de facturación de cinco euros. Estas medidas tendrán efecto en los ocho parkings y 2.558 plazas que gestiona actualmente Aparcaments Municipals.

El primer teniente de alcalde y concejal de Temes Estratègics, Alejandro Fernández (PP), remarca que «era una decisión absolutamente necesaria. Nos lo pedían insistentemente los vecinos, los comerciantes y los restauradores», a la vez que indica que «va orientada a las visitas de media–larga duración».

‘Favorecerá a los hoteles’

La mayoría de los profesionales cuestionados por este periódico considera que la medida «es un paso hacia adelante», pero lamentan que el Consistorio ha sido «poco ambicioso» en la decisión. Por ello, esperan que en el futuro se lleven a cabo más medidas para seguir rebajando el coste del estacionamiento.

El presidente de La Via T, Salvador Minguella, reconoce que «a mi no me gusta la medida», ya que «perjudica a las personas que vienen a hacer gestiones durante poco tiempo», y considera que «no se avanza casi nada». Asimismo, el representante de la entidad comercial critica que «no se nos ha consultado nada» y que tuvo conocimiento de la iniciativa «por los medios de comunicación».

Tampoco se muestra especialmente ilusionado el presidente de la Associació d’Empresaris d’Hosteleria de Tarragona (AEHT), Xavier Jornet, quien tiene dudas de que «ayude a que venga más gente». Jornet está convencido de que «mal no irá y, de hecho, igual favorece a los hoteles del centro que no tienen párking», si bien augura que «no será un factor determinante para atraer a más visitantes», ya que «lo importante es que haya lugares de estacionamiento, no el precio».

Desde Pimec Comerç, Florenci Nieto se muestra «satisfecho» con la modificación de los precios, si bien lamenta que «no se aplique a todos los aparcamientos de la ciudad». En este sentido, critica que «sea el propio Consistorio el que no lo haga en todos los equipamientos públicos» ya que, de momento, no se tocarán los del párking de la Plaça Corsini, que está gestionado por la empresa municipal Espimsa. «Si el Ayuntamiento no lo hace en todas sus instalaciones... ¿cómo quiere presionar a los privados para que ellos también bajen precios?», se pregunta el representante de la entidad comercial.

Precisamente, la presidenta de la Associació de Venedors del Mercat Central, Maria Virgili, espera que «en el futuro también se rebaje el precio» del párking situado debajo de la actual carpa provisional. «Supongo que con la puesta en marcha del nuevo Mercat se dará algún paso en este sentido» explica la representante de los paradistas, quien valora como «una primera medida positiva» la modificación de precios.

También se muestra satisfecho a medias el presidente de la Cambra de Comerç, Andreu Suriol, quien destaca que «ya era hora» de que se rebajaran las tarifas. «La lástima es que se penalice a la gente que viene a hacer gestiones de poca duración, pero está claro que la medida es un primer paso en la dirección correcta», explica el representante del ente cameral. En esta línea, Andreu Suriol espera que, en el futuro, el Consistorio «sea más ambicioso y siga el camino, por ejemplo, de Reus».

Finalmente, Jordi Figueras, –de la FUBT– cree que la rebaja «será muy positiva», ya que «beneficiará la actividad económica porque atraerá a más gente al centro de la ciudad».

 

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También