Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La oposición cree que el aumento de asesores 'no está justificado'

Los partidos que no están en el ejecutivo municipal critican ´las formas´ y el ´gasto´ de 137.000 euros anuales que supondrán los cinco nuevos cargos de confianza de PSC, PP y Unió

Octavi Saumell

Whatsapp
A partir del próximo 19 de febrero el Ayuntamiento contará con 17 asesores para los 27 ediles que están en el Saló de Plens. Foto: Pere Ferré

A partir del próximo 19 de febrero el Ayuntamiento contará con 17 asesores para los 27 ediles que están en el Saló de Plens. Foto: Pere Ferré

Los cinco partidos que actualmente forman parte de la oposición municipal consideran que la creación de cinco nuevas plazas de cargos de confianza del equipo de gobierno «no está justificada». De esta forma, Ciutadans, Esquerra, CDC, CUP e ICV reaccionan tras la intención del nuevo ejecutivo formado por PSC, PP y Unió Democràtica de generar en el pleno del próximo 19 de febrero cinco nuevos puestos de trabajo a media jornada que serán retribuidos con 27.000 euros anuales cada uno, por un montante global de 137.000 euros.

A juicio del portavoz de Ciutadans, Rubén Viñuales, «se trata de un gasto innecesario que demuestra que el objetivo del pacto no es la estabilidad política, sino el reparto de sillas». Asimismo, el máximo representante de la formación naranja considera que al gobierno liderado por Josep Fèlix Ballesteros (PSC), Alejandro Fernández (PP) y Josep Maria Prats (Unió) «le falta transparencia», como demuestra el hecho de que «no nos han informado de nada. De hecho, nos recortan nuestras dependencias y ni nos lo habían anunciado», remarcó Viñuales.

En la misma línea se expresa Pau Ricomà (ERC), quien advierte de que «se trata de un pacto antinatura que a la ciudad le saldrá muy caro», a la vez que teme que «seguro que en breve nos encontraremos con más sorpresas». El edil independentista lamenta que «durante la negociación de los presupuestos intentamos incluir partidas para el ámbito social y cultural, pero nos dijeron que no había dinero. Ahora, en cambio, se ve que sí que hay para nuevos asesores». Según el político republicano, el nuevo gobierno «es desilusionador y decepcionante», con una hoja de ruta «muy negra, ya que el PP ha puesto un precio altísimo para el acuerdo».

 

‘Es una falta de respeto’

Por su parte, el portavoz de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), Albert Abelló, califica como de «una falta de respeto y consideración» la creación de las cinco nuevas plazas de asesores. «Es inadmisible que el alcalde Ballesteros avale este aumento argumentando que está dentro de la legalidad. No dudamos que sea legal, pero lo que sí que es, es poco ético e injusto», remarcó el edil de la formación soberanista, quien recordó que la administración tarraconense «tiene una deuda que supera el límite legal».

Laia Estrada (CUP) considera que el nuevo ejecutivo «sólo beneficia a los tres partidos y perjudica a toda la ciudadanía», a la vez que cree que el aumento de asesores «está injustificado» y que, además, se trata de una decisión «indignante», ya que el nuevo gobierno «no lo ha explicado de una forma clara y directa al resto de partidos», ya que, de hecho, «a los partidos de la oposición se nos dijo que el aumento era de sólo tres».

Finalmente, Arga Sentís (ICV) remarca que el incremento de personal eventual «responde a las necesidades de este pacto, que es la comodidad de tres partidos». De todas formas, Sentís criticó que «haya partidos que lamenten el número de asesores del Ayuntamiento y no digan nada de los de la Diputació».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También