Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona POLÍTICA

La oposición de Tarragona carga contra la venta de patrimonio municipal

Todas las formaciones critican que el 90% de las inversiones dependan de la subasta de bienes

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen del pleno que se ha iniciado a las nueve de la mañana

Imagen del pleno que se ha iniciado a las nueve de la mañana

Las cinco formaciones que no están en el gobierno de la Plaça de la Font se muestran contrarias que el 90% de las inversiones de 2017 dependan de la venta de patrimonio municipal. Rubén Viñuales (Ciutadans) ha calificado como de "temeridad" que el Consistorio espere ingresar nueve millones de euros a lo largo del próximo año por la alienación de bienes de titularidad pública. La formación naranja está a favor de vender los solares del polígono de Les Gavarres, pero considera que las previsiones municipales son "virtuales". Asimismo, Ciutadans critica especialmente que "se calcule aumentar en 1,4 millones el IBI, cuando el incremento sólo se producirá si se aprueba una ley estatal. ¿Y si no ha presupuestos estatales? ¿Qué harán? ¿De dónde compensarán esta cantidad?". Asimismo, el principal partido de la oposición se muestra contrario a la apuesta por los planes municipales de ocupación, ya que "no generan una ocupación de calidad y estable, sólo durante seis meses. Esto no soluciona la vida a nadie y sólo sirven para enchufar a gente y compensar favores" afirma Viñuales, quien también propone "un plan de choque a los barrios, ya que los vecinos de la ciudad lo que piden es pequeñas mejoras como tener bien las aceras, el alumbrado o los edificios vacíos". 

Por su parte, Pau Ricomà (ERC) lamenta que las cuentas "son continuistas, parecen el día de la marmota con una alarmante falta de ilusión como se demuestra en la venta de patrimonio". El edil republicano considera que "el gobierno no se mueve de la línea de los últimos años, ya que siempre que no hay Concurs de Castells sube Feses, mientras que los planes de ocupación van muy vinculados a los Juegos del Mediterráneo, que no se sabe cuándo se harán...". Los soberanistas proponen que "el Pla d'Acció Municipal (PAM) de la Diputació se destine a mejoras en los barrios mediante un proceso participativo con la ciudadanía", ha instado al gobierno a "hablar con los vecinos de Llevant para acordar el plan de la Budellera" y ha criticado el plan estratégico de subvenciones, ya que "son criterios discrecionales". 

Albert Abelló (CDC) se ha mostrado especialmente crítico "por la falta de cumplimiento de las cuentas de este año". El líder nacionalista ha recordado que "hace un año decidimos abstenernos a cambio de que se aceptarán propuestas concretas, pero ahora nos encontramos con el hecho de que no se ha cumplido ni una. Espectacular" ha afirmado Abelló, quien ha definido las cuentas como de "tristes", ya que "lo deja todo a la venta de patrimonio y no se apuesta por la reactivación económica de la ciudad". 

Laia Estrada (CUP) ha criticado especialmente la venta de los solares de Les Gavarres. "Inicialmente se querían permutar para recuperar la Font del Lleó, pero la Generalitat ha realizado un informe desfavorable. No tienen ningún sentido que ahora se quiera sacar a la venta" ha afirmado, a la vez que ha lamentado que "no se ha hecho ningún proceso participativo para explicar las cuentas a la ciudadanía". Los cuadres querían que no se invirtiera "ni un euro" en los Juegos del Mediterráneo, sino "en mejoras en los barrios y en sanidad y educación". Asimismo, la CUP lamenta que "se paguen 20 millones a la empresa que realiza el servicio de la basura o 1,3 por la externalización de las Llars d'Infants", un hecho que los anticapitalistas critican porque "debería estudiarse la remunicipalización de los servicios públicos". En este sentido, Estrada tampoco está a favor de "destinar el 11% del presupuesto a pagar deuda a los bancos". 

Finalmente, Arga Sentís (ICV) cree que el debate de presupuestos "nace cojo, ya que no se llevó a cabo el de ordenanzas fiscales". La edil ecosocialista remarca que "hace muchos años que se presupuestan ventas de patrimonio, pero nunca se cumplen las expectativas". Sentís ha criticado la "ínfima partida destinada a la adquisicón de vivienda social", y lamenta que "sólo se aseguran los gastos de urbanización del entorno del Anillo Mediterráneo y acabar las obras del Mercat Central". Sobre lo primero, ICV considera que se trata de una "apuesta fallida", mientras que en el caso del mercado afirma que "es un proyecto faraónico que sólo generará deuda. 

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También