Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona POLÍTICA

La oposición de Tarragona critica la 'inutilidad' del pacto de gobierno

ERC pide una consulta ciutadana mientras ICV exigen la dimisión del concejal de Tarragona 2017, Javier Villamayor

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen de la reunión de la Junta de Portaveus que se ha llevado a cabo esta mañana. Foto: Pere Ferré

Imagen de la reunión de la Junta de Portaveus que se ha llevado a cabo esta mañana. Foto: Pere Ferré

Duras críticas de los partidos de la oposición después de la Junta de Portavoces monográfica que se ha llevado a cabo esta mañana. Las formaciones que no están en el gobierno han sido informadas del aplazamiento de los Juegos del Mediterráneo de 2017 para 2018 en un encuentro en el que han participado el alcalde Josep Fèlix Balleteros (PSC); el primer teniente de alcalde, Alejandro Fernández (PP), el cuarto teniente de alcalde, Josep Maria Prats (Unió); y el concejal responsable del evento deportivo, Javier Villamayor. 

El portavoz del Grupo Municipal de Ciutadans (C’s) en Tarragona, Rubén Viñuales, ha solicitado "una comisión de seguimiento de los Juegos del Mediterráneo que cuente con un representante de todos los grupos políticos”, tras la junta de portavoces en la que se ha dado a conocer de forma oficial el aplazamiento de los Juegos de 2017 a junio de 2018. Viñuales ha pedido también "acceso total y en tiempo real a toda la información de los JJMM y la posibilidad de asistir a las reuniones organizativas del evento deportivo". El líder de la oposición en Tarragona ha asegurado que “hoy es un día triste para la imagen de Tarragona al constatarse el fracaso de la gestión de los Juegos por parte del equipo de gobierno”. Asimismo, ha destacado la “inutilidad” del pacto de gobierno municipal entre socialistas y populares para obtener la financiación necesaria para la celebración de los Juegos. Sobre los gastos extra por el aplazamiento de Tarragona 2017, Viñuales ha alertado sobre “un informe de la secretaria del Ayuntamiento que advierte que desistir de los juegos ahora sería un desastre aún mayor”. En ese sentido ha destacado cifras del gasto extra del aplazamiento como son “1 millón 80 mil euros en trabajadores; el gasto de todo el merchandising de 2017 que no está cuantificado o los posibles gastos en indemnizaciones a las empresas que obtuvieron beneficios fiscales”Finalmente, el portavoz municipal de la formación naranja en Tarragona ha exigido “responsabilidad” al equipo de gobierno y que “se pongan a trabajar de una vez por todas” para que “se lleven a cabo los juegos, no cuesten más dinero a la ciudadanía y dejen un buen legado para la ciudad de Tarragona”.

Por su parte, Pau Ricomà (ERC) ha vuelto a poner sobre la mesa la "necesidad" de llevar a cabo una consulta ciudadana, ya que considera que "las condiciones contractuales han cambiado de forma importante". En este sentido, el líder independentista advierte de que el presupuesto de la organización para 2016 "es de cinco millones de euros", una cifra que, para el próximo año, "deberá incrementarse aún más por las indemnizaciones que deberán pagarse", en una situación que, asegura, "demuestra la temeridad que era tirar hacia adelante este proyecto sin tener la financiación asegurada". El político republicano ha afirmado que "si yo fuera Javier Villamayor dimitiría", ya que "el fracaso de los Juegos se une al del proyecto Smart City". 

Albert Abelló (CDC) se ha preguntado por "¿quién es el responsable del aplazamiento?" ya que la situación generado "comportará unos costes económicos y de imagen para la ciudad". En esta línea, el líder nacionalista se ha mostrado "preocupado" para saber quien "afrontará los compromisos con las empresas adjudicatarias de servicios, como Port Aventura o el merchandising". 

Laia Estrada (CUP) ha calificado la situación como de "fracaso monumental de las políticas de Ballesteros al frente del Ayuntamiento tarraconense", ya que "quien pierde todo es la ciudad, que ve como la incompetencia de sus políticos del equipo de gobierno consiguen lo que hasta el día de hoy nadie había conseguido: aplazar unos Juegos deportivos internacionales por su propia incompetencia". "Desde la CUP de Tarragona, una vez más y de forma contundente, apostamos por la renuncia total a la celebración de los Juegos en Tarragona, tanto en 2017 como en 2018 o incluso en 2019" ha indicado Estrada. Desde la CUP se lamenta, finalmente, de que esta decisión "no se hubiera tomado ya el verano de 2015, pero advierte que Tarragona no puede asumir más chapuzas y alargar esta chapuza sería un insulto a toda la población".

Arga Sentís (ICV) ha lamentado que "hasta hace pocos días, cuando poníamos en cuestión la viabilidad de los Juegos, se nos decía que todo estaba previsto y controlado. Ahora, de repente, el equipo de gobierno se echa atrás. O bien entonces los engañaban, y nos engañaban, o bien ha habido una gran incompetencia". En esta línea, la edil ecosocialista considera que "por estas razones, el concejal responsable de la organización de los Juegos, Javier Villamayor, debería dimitir ".

Sentís ha añadido que "las responsabilidades no acaban aquí. Este equipo de gobierno contra naturaleza, con el PSC, el PP y un concejal de difícil adscripción, se había constituido y tenía como único objetivo la realización de los Juegos. Vista la situación actual, el gobierno municipal debería plegar, y Ballesteros debería mostrarse dialogando con todos los grupos municipales que forman parte del plenario". ICV reclama también que, en vez de aplazar los mismos, la ciudad renuncie definitivamente a los Juegos. "Este aplazamiento es un hecho sin precedentes, que deja para Tarragona un legado de ridículo a nivel internacional". "No tiene ningún sentido alargar un año más esta situación lastimosa. El aplazamiento tiene costes económicos y de imagen, y no es ninguna garantía de que los juegos se puedan hacer en condiciones. Terminarlo ahora sería empezar a recuperar la dignidad que los ciudadanos y las ciudadanas se merecen ", ha afirmado Sentís.

todavía hace pocos días, cuando poníamos en cuestión la viabilidad de los Juegos, se nos decía que todo estaba previsto y controlado. Ahora, de repente, el equipo de gobierno se echa atrás. O bien entonces los engañaban, y nos engañaban, o bien ha habido una gran incompetencia. Por estas razones, el concejal responsable de la organización de los Juegos, Javier Villamayor, debería dimitir ".
Sentís ha añadido que "las responsabilidades no acaban aquí. Este equipo de gobierno contra naturaleza, con el PSC, el PP y un concejal de difícil adscripción, se había constituido y tenía como único objetivo la realización de los Juegos. Vista la situación actual, el gobierno municipal debería plegar, y Ballesteros debería mostrarse dialogando con todos los grupos municipales que forman parte del plenario.
ICV reclama también que, en vez de aplazar los mismos, la ciudad renuncie definitivamente a los Juegos. "Este aplazamiento es un hecho sin precedentes, que deja para Tarragona un legado de ridículo a nivel internacional", dijo la portavoz. "No tiene ningún sentido alargar un año más esta situación lastimosa. El aplazamiento tiene costes económicos y de imagen, y no es ninguna garantía de que los juegos se puedan hacer en condiciones. Terminarlo ahora sería empezar a recuperar la dignidad que los ciudadanos y las ciudadanas se merecen ".

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También