Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La oposición pide que se respete el monumento del Fortí de la Reina

ERC y CDC verían con buenos ojos que el emplazamiento volviera a albergar un negocio ´si respeta el bien patrimonial´

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen de la puerta de acceso del monumento catalogado como Bé Cultural d´Interès Nacional (BCIN). FOTO: LLUÍS MILIÁN

Imagen de la puerta de acceso del monumento catalogado como Bé Cultural d´Interès Nacional (BCIN). FOTO: LLUÍS MILIÁN

Viene de: Un restaurante podría volver al Fortí de la Reina

Los partidos de la oposición del Ayuntamiento de Tarragona está divididos en torno al futuro que debe tener el monumento, que es de propiedad privada y que está catalogado como Bé Cultural d’Interès Nacional (BCIL).

El portavoz del grupo municipal de Ciutadans, Rubén Viñuales, afirma que «como siempre, respetamos las decisiones de la justicia», si bien recalca que la decisión de que el Consistorio no deba indemnizar a Enric Catà con 18 millones de euros «es una muy buena noticia para las arcas municipales». Sobre el uso de futuro, el líder de la formación naranja prefiero no pronunciarse «porque es propiedad de un privado», si bien vería con buenos ojos actividad de restauración «en el de Sant Jordi», que sí que es propiedad de la administración local.


ERC: Vigilar las licencias
Por su parte, el portavoz de ERC, Pau Ricomà, celebra que «la ciudad no deba hacer frente a una indemnización millonaria». A juicio del edil independentista, «este caso debe servir de advertencia para que no se repitan situaciones similares, ya que por ejemplo el Consistorio ya tuvo que costear más de 600.000 euros para desmontar el restaurante».

Según Ricomà, el Ayuntamiento «debe ir con cuidado con la concesión de licencias y tener en cuenta la legislación vigente». Por lo que se refiere al uso de futuro, ERC no vería con malos ojos la opción de volver a poner un restaurante «siempre que se respete el valor patrimonial del monumento».

Albert Abelló (PDECAT) considera que «al Ayuntamiento le ha tocado la lotería con la sentencia», y se mostraría partidario de que el espacio «vuelva a ser un polo de dinamización económica».

Laia Estrada (CUP) cree que «nunca se debería hacer construido nada en una zona verde de un espacio histórico». La edil cupaire considera que «lo que sería necesario sería restaurar toda la Punta del Miracle y museizar los dos fortines y el Cementiri dels Jans, creando un nuevo ecoparque».

Finalmente, Arga Sentís «celebra» la sentencia y espera que «a partir de ahora se tenga más cuidado con el otorgamiento de permisos».

n n n

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También