Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La organización detrás del Concurs Internacional de Focs Artificials de Tarragona

Fiestas. Guàrdia Urbana, Protecció Civil, Creu Roja, agentes de la Autoritat Portuària y Bomberos se movilizan para el evento

JÚLIA VIDAL

Whatsapp
La Guardia Urbana ha gestionado diferentes restricciones de tráfico en las zonas con más afluencia de gente. FOTO: PERE FERRÉ

La Guardia Urbana ha gestionado diferentes restricciones de tráfico en las zonas con más afluencia de gente. FOTO: PERE FERRÉ

El Concurs Internacional de Focs Artificials concluye este sábado las jornadas que han llenado de luz y color el cielo de las últimas cuatro noches de Tarragona. Para que todo ello haya sido posible, ha habido una tarea especial de coordinación por la limpieza, la vigilancia y la seguridad del evento.

Durante la celebración, miles de personas se han desplazado para disfrutar del espectáculo, por lo que desde la Guàrdia Urbana se han gestionado algunos cambios en el tráfico. Ha habido diferentes restricciones de estacionamiento y desviaciones en las carreteras para que la afluencia de gente no fuera un problema en todos aquellos puntos que disponen de una buena visibilidad para ver los fuegos. La Autoritat Portuària ha cortado la pasarela por motivos de seguridad, ya que durante el momento de los fuegos podían reunirse demasiadas personas. En relación con el transporte, la Empresa Municipal de Transports ha añadido viajes de líneas nocturnas para que los ciudadanos volvieran a sus casas al acabar el concurso.

El servicio de los Bombers ha proporcionado un vehículo especial que ha sido trasladado a la zona del Fortí de la Reina antes de empezar cada noche los castillos de fuegos, el lugar donde se han estado guardando los artículos pirotécnicos. En el parque de bomberos los dispositivos también han estado alerta por si se hubiera necesitado alguna salida. En cuanto a la Creu Roja, se han enviado estos días dos ambulancias de servicio especial: una de ellas más avanzada, con un médico y un enfermero en el Fortí, y otra básica en la playa. La zona de socorro del Miracle también ha permanecido abierta hasta acabar los fuegos, y se han proporcionado dos embarcaciones durante el período de espectáculo. En total, ha habido una media de quince personas dedicadas a la prevención por parte de la organización de la Creu Roja.

Unas playas más limpias

El servicio de Neteja de l’Ajuntament es el encargado de la limpieza de las playas. Desde la organización explican que se han reforzado las basuras en la zona de la playa donde se concentra más público y también se han instalado diferentes lavabos químicos para la ocasión. El día siguiente de cada espectáculo, a primera hora de la mañana el servicio habitual de limpieza de playas también ha realizado un refuerzo especial en la playa del Miracle y en la zona de la Punta del Miracle, desde donde se han estado disparando los fuegos. Por último, después de los 4 días, la Societat d’Exploracions Submarines de Tarragona es la encargada de realizar una limpieza del fondo marino para retirar toda la basura que se haya podido depositar.

Sostenibilidad

Respecto a las empresas pirotécnicas, el Ayuntamiento explica que «progresivamente se han sensibilizado en producir menos residuos en origen». Se ha optado por materiales más sostenibles y menos agresivos con el medio ambiente, y afirman que «los últimos 10 años se ha reducido entre un 25% y un 30% el residuo que se generaba en este gran formato». Las empresas también han ido sustituyendo los materiales plásticos por materiales biodegradables, y se han utilizado efectos multiuso.

El Concurs de Focs es un evento que destaca por la gran afluencia de personas, y gracias a la organización y también a la colaboración de la misma ciudadanía, seguimos disfrutando año tras año del gran espectáculo.

Comentarios

Lea También