Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La pasarela del río Francolí sigue plegada en la orilla y sujeta a un cable

Desde la riada de octubre la plataforma, que se estrenó en julio, está fuera de servicio sin una fecha para su recuperación

NÚRIA RIU

Whatsapp
La maleza se va acumulando sobre la plataforma, que empieza a presentar síntomas de deterioro.  FOTO:  pere ferré

La maleza se va acumulando sobre la plataforma, que empieza a presentar síntomas de deterioro. FOTO: pere ferré

La pasarela que cruzaba el Francolí por debajo del Pont de Santa Tecla se está convirtiendo en una suma de despropósitos. La estructura de madera hace más de dos meses que se encuentra fuera de servicio y sigue plegada en una de las orillas, después de las importantes lluvias que se registraron a principios del mes de octubre.

Después de todo este tiempo, su aspecto es deplorable. Las ramas y restos de vegetación que arrastra el río se van acumulando, mientras la madera empieza a presentar síntomas de debilidad, ya que una parte de la estructura está permanentemente en contacto con el agua. La sensación es de que en cualquier momento se la podría llevar la corriente, si no fuera por el cable que la mantiene sujeta a una pieza de hierro clavada en la piedra. Sin embargo, la estructura está bien fijada ya que prácticamente está en la misma posición que a mediados del mes de octubre, cuando los tarraconenses pudieron constatar que había «desaparecido» la plataforma.

En aquellos momentos la ciudadanía quedó sorprendida cuando el Ayuntamiento explicó que la pasarela contaba con sistema que hacía que, cuando se detectaba una crecida considerable del nivel del agua del río, ésta se plegaba. La retirada se hacía de forma automática para evitar que en caso de lluvias torrenciales la estructura de madera pudiera salir arrastrada, evitando así cualquier posibilidad de daños personales y materiales. Además, según explicó la concejal de Medi Ambient, Ivana Martínez, este sistema debía garantizar que a nadie se le pudiera ocurrir cruzar el río en momentos de intensas lluvias o tras una crecida.

La pasarela se había inaugurado el pasado 4 de julio. El Consell Comarcal del Tarragonès invirtió 10.000 euros para que la ciudad de Tarragona contase con una estructura que debía acercar los barrios de Ponent con el centro de la ciudad y viceversa. Y es que, en un primer momento, se calculó que entre 200 y 400 personas al día podrían beneficiarse de esta mejora. 

Tras la temporada de lluvias
De los cinco meses que han transcurrido desde su inauguración, la plataforma ha permanecido dos meses plegada y, por el momento, no hay una fecha para su nueva puesta en servicio. Cuando se detectó la situación, la concejal socialista aseguró que su recolocación se haría transcurridos un par de días. Asimismo, ya avanzó que quizás la espera debería ser más larga, ya que se preveía un nuevo episodio de lluvias, que obligó a activar de nuevo los planes de prevención por riesgo de inundaciones.

Ayer, el Ayuntamiento de Tarragona aseguró que la plataforma se colocará de nuevo en su sitio «después de la temporada de lluvias». No concretó si ésta coincide con el invierno o habrá que esperar hasta después de la primavera, para que las personas puedan volver a transitar por este paso elevado.

La administración local explicó que la estructura no está dañada y que se necesita una grúa para volver a recolocarla en su sitio. 

Precisamente, la junta de gobierno del Ayuntamiento de Tarragona, celebrada el pasado miércoles, aprobó el texto del convenio de colaboración entre esta administración y el Consell Comarcal del Tarragonès. El documento se firmó el pasado 3 de mayo, aunque no se había aprobado hasta el momento. Según el texto, el ente comarcal se hacía cargo de la construcción, mientras que la administración local asumirá el mantenimiento, un trabajo que recaerá sobre la Brigada Municipal.

Temas

Comentarios

Lea También