Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Crónica

La pequeña Anella Mediterrània

450 asistentes participan en el encuentro de guarderías municipales en uno de los espacios clave de los Juegos Mediterráneos 

Agnès Llorens

Whatsapp
La celebración reunió a 450 asistentes. Foto: Pere Ferré

La celebración reunió a 450 asistentes. Foto: Pere Ferré

Una ocasión para que los más pequeños descubran los atractivos que reserva para las familias la Anella Mediterrània de Tarragona. Este ha sido el objetivo del encuentro de guarderías municipales que ayer domingo se reunieron en esta zona para disfrutar lúdicamente del que será uno de los escenarios clave de los Juegos Mediterráneos que empezarán el próximo 22 de junio.

Cerca de 450 asistentes —entre alumnos, familiares, profesores y personal del área d’Educació del Ayuntamiento de Tarragona— participaron en una cita que incluyó talleres infantiles, desayuno popular, una carrera destinada a una obra solidaria para UNICEF y la posterior entrega de premios. 

El objetivo de la jornada, según detallan sus impulsores, es doble. Por una parte, el encuentro sirvió para aumentar la cohesión entre alumnos y profesores de los nueve centros de titularidad municipal de la ciudad y, por la otra, la cita fue una ocasión para mostrar los atractivos que ofrece este nuevo espacio de la ciudad para los más pequeños.

«A partir del 2 de julio, Tarragona contará con una nueva alternativa de ocio al aire libre y estamos abriendo las instalaciones de l’Anella dels Jocs a los usuarios que podrán disfrutar de estas instalaciones», apuntaba, al finalizar la jornada, el teniente de alcalde y comisionado de los Juegos, Javier Villamayor, que avanzaba que, aunque las obras de las instalaciones todavía no están finalizadas por completo, las sensaciones de los pioneros en disfrutar del aire libre en esta zona «han dado su visto bueno».

Entre las características que destaca el comisionado de los juegos, sobresalen las más de 28 hectáreas destinadas a las actividades lúdicas, un lago artificial que recoge agua de la lluvia, más de 3.600 árboles y plantas aromáticas, que se suman a las instalaciones recuperadas de la zona -entre ellos, piscinas y estadio de atletismo- y apuestas como el Palau d’Esports, con capacidad para 5.000 asistentes.

«Queremos que, en un futuro, esta zona sea un espacio familiar», destaca Villamayor. 

La solidaridad también estuvo presente en un encuentro en el que los pequeños protagonistas protagonizaron una carrera que centralizó el acto solidario Gotes pel Níger, de UNICEF, una cita que, en palabras de la presidenta del comité de la entidad en Catalunya, Anna Folch, pretende «concienciar a los más jóvenes de la necesidad de recoger apoyos para garantizar el aceso al agua y su potabilización en uno de los países en los que el 50% de la población no puede tener este recurso».

La cita en Tarragona destacó por la buena participación de los asistentes que, como no podía ser de otra forma, fueron recibidos de manera triunfante por la mascota Tarracus, en una cita que hilvanó deporte y solidaridad. 

Temas

Comentarios

Lea También