Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La perforación del Coll de Lilla empezará «este verano»

El Port de Tarragona confirma que «a finales de este año, principios de 2020» comenzarán las obras de construcción del nuevo Moll de Balears

Núria Riu

Whatsapp
La perforación del Coll de Lilla empezará «este verano»

La perforación del Coll de Lilla empezará «este verano»

Las obras de perforación del túnel del Coll de Lilla empezarán «este verano». Así lo avanzó el subdelegado en funciones, Joan Sabaté, que acompañó al presidente de Puertos del Estado, Salvador de la Encina, en su primera visita oficial al Port de Tarragona.

El representante del Gobierno Estatal defendía que la obra en este último tramo de la A-27 –entre la variante de Valls y Montblanc– «está en marcha» y que «debemos tener un poco de paciencia ya que no todo es perforar». En este periodo, desde que se retomaron los trabajos, se han acondicionado los taludes para que, dentro de unas semanas, pueda empezarse a abrir la futura cavidad

Sabaté aseguraba que en un periodo de «dos a dos años y medio» este último tramo de la A-27 estará abierto y que conectará con la AP-2, garantizando una salida hacia el interior para las mercancías del Port de Tarragona. «No llegará a tres años que lo tendremos en marcha», afirmaba rotundamente el subdelegado.

Josep Maria Cruset y Salvador de la Encina con los representantes del sector de la estiba. Foto: Pere Ferré

Las infraestructuras centraron la parte central de esta reunión. Así, el presidente del Port de Tarragona, Josep Maria Cruset, daba a conocer los proyectos e inversiones que se llevarán a cabo en los próximos cuatro años, para dar un salto a diez años vista. Las diferentes actuaciones previstas supondrán una inyección económica de entre 150 y 160 millones de euros. Entre las iniciativas destaca la construcción de la primera fase del nuevo Moll de Balears, que se ubicará entre el Dic de Llevant y la terminal del carbón. Este espacio se acondicionará para que de forma provisional pueda acoger la actividad de cruceros, ampliando la capacidad actual. 

Cruset explicó que ahora se están llevando a cabo los estudios previos geotécnicos, a veinte metros de profundidad, y a partir de ahí «ya pasaremos a cerrar el proyecto definitivo, que es el que mandaremos a Puertos del Estado». Las obras está previsto que empiecen «a finales de este mismo año, principios del que viene».


«Eje vital y estratégico»
Con una inversión de más de 25 millones de euros, la nueva terminal está previsto que entre en funcionamiento a mediados de 2021. Paralelamente se seguirá trabajando en el proyecto del Contradic dels Prats. «Aquí el calendario es más largo, ya que quedan de dos a tres años de tramitación administrativa, por lo que nos vamos a un periodo de seis a siete años para poder tener la opción de construir en esta zona», decía Cruset.

Por su parte, Salvador de la Encina destacó que el Port de Tarragona fue el primero en invitarle de cara a iniciar esta ronda de contactos, tras acceder al cargo a finales del mes de marzo. El representante del Ministerio de Fomento puso en valor que «el Port de Tarragona está llamado a ser un eje vital y estratégico en el sur de Europa». Destacó la estratégica de diversificación de esta infraestructura «muy acorde con el territorio».

De la Encina se reunió también con los sindicatos de los trabajadores y los representantes del sector de la estiba. Unos encuentros que sirvieron para presentarles los cambios que se han impulsado desde el Ejecutivo. Es el caso del nuevo convenio colectivo de los trabajadores, que hacía diez años que estaba caducado y que «permitirá recuperar derechos sociales que se habían perdido». 

Temas

Comentarios

Lea También