Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La provincia ha recibido refugiados políticos de 11 países en conflicto

En 2015 Interior registró nueve demandas de asilo en Tarragona, cifra récord. En 2014 sólo hubo una. No sólo vienen de Siria; también de Libia, Irak, Ucrania, Turquía, Mali o Venezuela

Raúl Cosano

Whatsapp
Olga Yatsyk, natural de Donetsk, epicento de la guerra, lleva ocho meses en Tarragona.  Foto: Pere Ferré

Olga Yatsyk, natural de Donetsk, epicento de la guerra, lleva ocho meses en Tarragona. Foto: Pere Ferré

El número de refugiados solicitantes de asilo en la provincia se disparó el año pasado, a pesar de moverse en cifras reducidas en términos absolutos. Se impone, sin embargo, el baile de datos. En 2015, la Creu Roja en Tarragona atendió a 16 personas que pedían asilo. Nueve eran miembros de una misma familia que procedía de Siria; cinco llegaron de Libia, mientras que un ciudadano sirio y otro colombiano recalaron como polizones en barcos. Esa cifra, aumentada a raíz del recrudecimiento de guerras en lugares como Ucrania o Siria, supera el registro para ese año del Ministerio del Interior, que a través de la Oficina de Asilo y Refugio sitúa en nueve las peticiones recibidas, según expone la red Asil.cat.

En cualquier caso, durante al año pasado las demandas de protección política aumentaron en la demarcación. En 2014 Interior registró sólo un caso, en concreto de Mali, según datos de Interior. En 2013, hubo cinco peticiones (cuatro también de Mali y una de Perú), mientras que en 2012 fueron tres, todas de Pakistán. En cinco años han demandado asilo político en Tarragona personas procedentes de hasta 11 países, entre los que se encuentran, además de los mencionados, naciones como Iraq, Venezuela, Armenia y Turquía. «Hemos notado un aumento de personas que vienen a pedir la solicitud. Influyen los conflictos en algunas partes del mundo. Notamos que vienen de Siria, pero sobre todo de Ucrania. Entre 15 y 20 personas vinieron sólo el año pasado», cuenta Isabel Iturrieta, responsable de inmigración de Cáritas en Tarragona.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También