Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La radiofónica Operación Amor de Tarragona

San Valentín en las ondas. Durante 25 años, Radio Tarragona (ahora RNE) seleccionó a una pareja que se iba a casar y transmitió su paseo triunfal por las tiendas de la ciudad

Diari de Tarragona

Whatsapp
1973. Maria Rosa Miró Alsina y Ramón Boronat Vallvé, en la Plaça Corsini. A su lado, el locutor y publicista Manolo Pastor.

1973. Maria Rosa Miró Alsina y Ramón Boronat Vallvé, en la Plaça Corsini. A su lado, el locutor y publicista Manolo Pastor.

Amor por la radio. La radio como forma de ‘transmitir’ amor. Promocionar el comercio local. Conseguir audiencia. En 1968, el publicista y locutor Manuel Pastor,  quien crearía la primera agencia de publicidad de Tarragona, conjugó todos esos elementos. El resultado fue ‘Operación Amor’, un programa que se emitía cada 14 de febrero, Día de San Valentín, a través de Radio Tarragona, que posteriormente se rebautizaría como Radio Nacional.

‘Operación Amor’ se emitió durante un cuarto de siglo. Un jurado seleccionaba a una pareja de entre las que se iban a casar ese año. Las parejas enviaban una carta a la emisora explicando cómo se había conocido y porqué se les había de escoger a ellos. 

Enric Pujol, uno de los radiofonistas más veteranos de Tarragona, (ver páginas 2-3), fue uno de los tres locutores que radiaron el programa junto a Manuel Pastor y Lluís Figuerola. Recuerda que algunas parejas «contaban historias muy rocambolescas para que se las escogiese a ellas». No es extraño. Merecía la pena.

1974. Maite Leiva Sánchez y Agustín Orts Gimeno en una de las tiendas que daban regalos a las parejas que se iban a casar.

La pareja en cuestión recibía un aluvión de regalos: lencería, ropa, viajes, objetos personales, tíckets para comida, entradas de cine... La jornada comenzaba en la peluquería para ella y la barbería para él. Por separado, por supuesto, como marcaba la costumbre social. Luego les tocaba pasar por el sastre y la modista. 

Escoltados por la Guardia Urbana
Montados en un coche con chófer y escoltados por un vehículo de la Guardia Urbana, iban de tienda en tienda. A su lado, durante toda la mañana y parte de la tarde, el locutor en cuestión. Cada vez que el trío entraba en un comercio, el periodista pedía paso y se interrumpía la emisión. Las tiendas recibían una ‘romántica’ publicidad a cambio de los regalos.

Pujol emitió el último programa en 1993. «El programa se gastó. En los últimos años llegaban muy pocas cartas. Incluso hubo que ir a buscar a la pareja», recuerda Pujol, que desvela que «alguna de las parejas que protagonizaron el programa no se casaron».

‘Operación Amor’ fue un reflejo de la sociedad tarraconense de finales del franquismo y comienzos de la democracia. Suscitó ademas impagables crónicas periodísticas. Como la de Daniel de la Fuente Torrón publicada el domingo 10 de febrero de 1974 en el ‘Diari’: «Es una pareja feliz. Sólo hace falta verla. Ellos van a ser protagonistas de una jornada inolvidable, como lo son todas en las que el amor está presente».

1975. Celia Bravo Morillas y Manuel Amate Salvador son recibidos por el alcalde, Ricardo Vilar Guix, en el salón de plenos del ayuntamiento.

Seguía De la Fuente Torrón: «Son ya la ‘Pareja ideal del año en Tarragona’. Bonito título. La ‘Operación Amor’ es, no hay que dudarlo, un preludio de felicidad e ilusiones. Ya están recibiendo numerosas felicitaciones a las que unimos la nuestra más cordial».

El mismo periodista realizó un reportaje de calle preguntando sobre el amor. El entonces director del hospital Joan XXIII, el doctor Fernando Araujo, lanzó un consejo a la «juventud»: «Debería mantenerse en lo tradicional en las relaciones amorosas. Es decir, abstinencia prematrimonial».

Un invento comercial
En su periplo en busca de respuestas sobre el amor, De la Fuente Torrón se encontró con el segundo jefe del Centro Provincial de Telégrafos. Valero Muñoz hizo una declaración que firmarían hoy muchas personas, incluidos los cupaires: «El Día de los enamorados adolece de una excesiva comercialidad. Comenzó con el ‘Día de la Madre’ y ha seguido con otras dedicaciones específicas. Supongo que esta fiesta de San Valentín, en mitad de febrero, viene muy bien para seguir moviendo la sociedad de consumo».

De la Fuente Torrón entrevistó también a la pareja ganadora del año siguiente, Celia Bravo y Manuel Amate. Ella tenía 18 años y era secretaria. Él 24 y trabajaba en un taller de automóviles. A la pregunta: «¿de quién fue la idea de presentarse a la ‘Operación Amor’?», Celia desveló que: «Fui yo quien le propuse a mi novio que participásemos en esta operación. Teníamos muchas posibilidades de sacar algún resultado positivo». La respuesta de Manuel no tiene desperdicio: «A mi me era igual. Yo le dije que no me metiera en preocupaciones».

Para historia, la de la primera pareja participante. Ella, Josefa Calvo, ejercía de planchadora y era «una muchacha sencilla que va a ver materializado su hermoso sueño». Su novio, José Prada, estaba haciendo la mili en Zaragoza. De la Fuente Torrón: «Al saberlo el jurado, se hicieron unas rápidas gestiones en la capital aragonesa. El gobernador civil de aquella provincia, José Gonzalez-Samá, prestó toda su colaboración, haciendo posible que el joven, gracias también a la excelente disposición del teniente coronel del Regimiento, obtenga un permiso de varios días». El amor ‘podía’ hasta con la mili.

Comentarios

Lea También