Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Gestión de residuos

La recogida de voluminosos se dispara los últimos meses en Tarragona

En los meses de mayo, junio y los primeros nueve días de julio se han recogido más de 120.000 kilos más de carga no programada respecto al mismo periodo del año pasado

AGNÈS LLORENS

Whatsapp
Imagen de una de las islas de contenedores de La Mora, este domingo, llena de residuos y otros enseres.FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Imagen de una de las islas de contenedores de La Mora, este domingo, llena de residuos y otros enseres.FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

La gestión de la recogida de basuras y de control del incivismo se plantea como uno de los grandes temas que el nuevo equipo de gobierno municipal encabezado por ERC y En Comú Podem tendrá que tratar durante los próximos meses. Así lo auguran la sensación general de falta de limpieza en la ciudad que destacan las asociaciones de vecinos, el hecho que la gestión de los residuos estuvo muy presente en todos los programas de los candidatos de las pasadas elecciones municipales y también realidades corroboradas por el mismo Ayuntamiento de Tarragona, que certifica el aumento de dotaciones destinadas a la recogida de muebles y objetos de gran tamaño fuera del horario habitual durante los últimos meses. Según destacan los datos aportados por el ayuntamiento, durante los meses de mayo, junio y los primeros nueve días de julio se han recogido más de 120.000 kilos extra de voluminosos no programados, respeccto al mismo periodo de 2018.

Las cifras del consistorio municipal destacan que el mes de mayo, en concreto, se recogieron un total de 247.320 kilos de muebles y residuos grandes de manera no programada, una cifra que supera en 67.380 kilos la carga del año pasado. El mes de junio se registró un aumento menor, 223.360 kilos, 29.360 de los cuales aumentaron respeto a la recogida de 2018.

La diferencia entre ambos años es todavía más pronunciada si se tienen en cuenta los primeros nueve días del mes de julio, un período que el consistorio detalla que se han registrado un total de 83.833 kilos de voluminosos no programados, 24.438 más que durante los mismos días de 2018. Fuentes municipales apuntan que se está trabajando para poder gestionar este aumento de la carga de trabajo con la máxima rapidez posible y que se han incrementado los efectivos que se destinan a este servicio para hacer frente a las peticiones que llegan desde distintos puntos de la ciudad.

El Ayuntamiento recuerda también que la empresa responsable del servicio dispone de dos equipos, cada uno formado por un conductor, un peón y un vehículo de caja abierta con plataforma y grúa que, seis días a la semana, se encarga de la recogida de voluminosos.

A la espera de la recogida

«Desde hace tiempo venimos notando lentitud en la recogida de basuras y de muebles en especial, pero ahora creemos que hemos ido a peor», comenta Ángel de Andrés, un vecino de la zona de Ponent que destaca como, en las últimas semanas, se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento a través del Telèfon Verd para denunciar lo que, en su opinión, es un caso de descuido de la gestión de residuos.

«Hay muebles que han estado en la calle varios días tranquilamente sin recogerse, un problema que se acaba solventando, pero quizás no con la rapidez que quisiéramos», explica este vecino, que reitera que «en las últimas semanas sí hemos notado un aumento del número de voluminosos y bolsas fuera de lugar». En su opinión «hay mucha suciedad junto a los contenedores, que puede derivar en un problema de salud o provocar las caídas de personas mayores».

Un problema endémico

La gestión de residuos es uno de los problemas enquistados en zonas de Tarragona que, durante los meses de verano, ven como el número de ciudadanos aumenta. Este es el caso de los barrios de la zona de Llevant, como La Mora, que multiplica por dos sus ciudadanos durante los meses estivales, sin que ello se traduzca −según el presidente de los vecinos− en un aumento de la calidad al servicio de los ciudadanos..

«En el momento de iniciar la prestación del servicio de recogida de basuras y muebles nunca se tuvo en cuenta que durante algunos meses la población se multiplica en las casas y en los camping cercanos», explica el presidente de la asociación vecinal de La Mora, Francesc Garcia, que también denuncia los problemas de olores y de acumulación de basuras que se producen en los contenedores ubicados delante de la playa. «Los restaurantes deberían de poder disponer de su propio servicio de recogida de residuos, así nos ahorraríamos algunos problemas con los que tenemos que convivir», explica.

Comentarios

Lea También