Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La red ferrovoria ha sufrido este año 78 robos en la demarcación

En los últimos meses los ladrones se han centrado en las líneas de ancho ibérico en detrimento de la alta velocidad
Whatsapp
Del total de robos de cable, 33 han tenido lugar en la línea de alta velocidad. Foto: Pere Ferré

Del total de robos de cable, 33 han tenido lugar en la línea de alta velocidad. Foto: Pere Ferré

El robo producido sobre las once de la mañana del pasado jueves en la línea férrea entre la estación de Tarragona y el apartadero de Tres Camins, en el término de Vila-seca, es el último de una serie de asaltos que desde hace tiempo –aunque especialmente en los últimos años— sufren las instalaciones ferroviarias, según fuentes del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF).

Desde el 1 de enero y hasta mediados del presente mes de agosto, la empresa ha detectado un total de 78 robos en la demarcación de Tarragona, de los cuales 74 corresponden a la sustracción de cable –básicamente de comunicaciones–. De ellos, 33 pertenecen a la línea de alta velocidad y el resto, a las líneas de ancho ibérico.

Aunque la empresa ferroviaria no tiene actualmente los datos de la extensión de los metros sustraídos, si se extrapolan los datos de los primeros cuatro meses del año –en que se robaron 22.783 metros de cable– resultaría que hasta este mes se podría hablar de más de cuarenta kilómetros.

Tarragona sigue situándose en los primeros puestos en el ranking de provincias más afectadas por el robo de cable ferroviario, según reconocen desde ADIF. Con los datos del año pasado es la segunda demarcación de toda España, sólo superada por Barcelona, y seguida por Lleida a bastante distancia. El hecho de estar las cuatro provincias catalanas en los siete primeros puestos del ranking de España ha hecho saltar todas las alarmas.

 

Bandas organizadas

En los últimos meses se ha constatado que los autores de este tipo de robos son bandas especializadas, a tenor de algunas de las detenciones efectuadas. Además, los ladrones tienen que ser expertos en la materia para evitar ser electrocutados. En la provincia al menos dos personas han muerto mientras presuntamente sustraían cable de la red. Una falleció en abril e 2012 en la propia estación del Camp de Tarragona, otra en setiembre de 2013 en la estación de Els Guiamets.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También